viernes, 28 de junio de 2013

GREEN LANTERN (HAL JORDAN) (DC UNIVERSE: INFINITE HEROES)

Basic Figures, Series 1 (Crisis), Nº37, 2008.
Esta figura de acción de Hal Jordan fue lanzada al mercado como figura individual con el número 37 de la colección Infinite Heroes y además formando parte de un three pack junto a Black Canary y Green Arrow. La misma figura. Idéntica. Se supone que debería haber bastantes copias en el mercado, como las hay de Flecha Verde. Entonces, ¿por qué no es precisamente barata en, por ejemplo, eBay? Pasa lo mismo con otras figuras de esta colección que, por su discutible calidad, no deberían alcanzar ese precio ni de lejos. Quizá la película de Linterna Verde hizo que los productos relacionados con el personaje fuesen más buscados, ¡qué se yo! La cuestión es que no se deberían pagar determinadas cantidades por según qué productos y el mercado del coleccionismo sería entonces más racional.
En todo caso, aquí tenemos otra figura de acción de Mattel de 3,75 pulgadas, con todos sus defectos y sus (pocas) virtudes, aunque en el caso de este miembro de los Green Lantern Corps el resultado final no está mal, quizá por su sencillo pero atractivo uniforme, y es que la combinación de los colores verde y negro es habitualmente un triunfo incontestable. Hablando de su uniforme, Green Lantern luce el correspondiente a... bueno... la verdad es que no lo sé, me suelo perder en la mitología y cronología de DC, con tantos mundos paralelos, pero imagino que al pertenecer a esta colección, su aspecto se corresponde con el que tenía durante las Crisis En Tierras Infinitas.
Y ese aspecto consiste en un ajustado uniforme verde y negro en su totalidad salvo los guantes blancos y el emblema de los Green Lanterns en su pecho, muy bien dibujado y delineado, muy claro y limpio. La decoración en la figura está en general muy bien aplicada, sin invadir las zonas de un determinado color con el otro. Incluso su antifaz verde con ojos blancos está muy bien realizado, con el lado izquierdo ligeramente más elevado debido al gesto que podemos intuir: Hal Jordan está levantando su ceja izquierda. El rostro, y su cabello repeinado, están bien acabados, como en la mayoría de sus compañeros masculinos de colección. En el caso de las féminas hay ejemplos cuyos creadores deberían pagar por sus pecados.
Hal Jordan dispone de unos limitados diez puntos de articulación y unos accesorios más que escasos: inexistentes. Al menos podrían haber incluido un pequeño trozo de plástico en forma de linterna para cargar su anillo de poder, que está pintado (bastante grande para que se vea bien) en el dedo corazón de la mano derecha. Una figura ligera y sencilla provista de una estabilidad muy buena, aunque ahora que me fijo esos pies que vistos de frente tienen algo de forma de patas de pato ayudan en ese cometido.
Pese a que esta colección no es gran cosa, hay que admitirlo, me gustaría completarla al menos con los personajes más destacados de DC, pero lo veo difícil. Quizá si me hubiese interesado en ella en el momento de su lanzamiento hubiese sido más sencillo, pero ahora me niego a pagar considerables sumas por mediocres interpretaciones de Superman, Wonder Girl o Booster Gold (lo hize con Blue Beetle pero porque adoro al personaje), mientras que se pueden encontrar casi regalados multitud de Adam Strange o Black Hand. Pero, ¿quiénes demonios son esos tipos?
David

jueves, 27 de junio de 2013

KITHABA (SKIFF GUARD) (STAR WARS: THE VINTAGE COLLECTION)

Basic Figures, Nº VC56, 2012.
Loas a la Vintage Collection por proporcionarnos a otro Klatooinian para nuestras colecciones. Y nada menos que Kithaba, que ya tuvo su figura de acción por parte de Kenner en 1985 aunque incorrectamente llamada Barada, otro de los esbirros de la especie Klatooinian de Jabba El Hutt. Bueno, por lo visto esa figura SÍ que era Barada, pero se le aplicaron los colores pertenecientes a Khitaba. Qué lío, ¿eh?
La cuestión es que entre la Legacy Collection y la Vintage Collection hemos recibido una buena cantidad de mercenarios y soldados de fortuna al servicio de Jabba, y casi se pueden reconstruir escenas como la del pozo del Sarlacc. Pero sólo casi, ya que aún hay carencias evidentes, y para empezar la barcaza del mismísimo Jabba y seguir con otros tripulantes de los esquifes.
Kithaba pone remedio al fin a ese error de Kenner y pone en manos de los coleccionistas una figura de acción excelente. Alto, pero no muy robusto, con catorce puntos de articulación, buenos accesorios y un rostro magnífico al igual que la decoración de sus ropajes. Y es que al igual que con otros habitantes del palacio de Jabba, Hasbro ha conseguido reflejar de forma increíble para esta escala su rostro de gruesa piel verdosa-grisácea, protuberancias, dientes y ojos de mirada amenazadora.
La otra evidencia de su naturaleza alienígena son sus manos con el mismo color que su rostro y dedos algo alargados. El resto del personaje tiene un cuerpo humanoide con una decoración muy conseguida de su atuendo, con una camisola desgastada y sucia imagino que por las arenas del desierto, una chaquetilla color mostaza que parece elaborada en cuero, cinturón con cartuchera habilitada para guardar su pistola, estrecho pantalón rojo y altas botas negras.
Khitaba luce un pañuelo en su cabeza de color negro, lo que causó una pequeña controversia ya que las imágenes de referencia mostraban que el color de esa prenda era el rojo. Hasbro reaccionó rápidamente y puso en el mercado ejemplares con el color corregido, y creo no equivocarme si digo que ambas variantes son igual de abundantes.
Los accesorios de Khitaba son su pistola láser que puede empuñar con ambas manos y que no es un simple trozo de plástico negro ya que incluye una pieza central decorada en plateado, una vibrolanza o lanza de fuerza, que es con la que aparece en El Retorno Del Jedi, y una bandolera provista de tres bolsillos que se puede extraer.
Y ésto es todo. Una estupenda figura que viene a engrosar las cada vez mejor provistas filas al servicio de Jabba El Hutt. El nivel de calidad en los últimos años dedicado por parte de Hasbro a estos paramilitares de Tatooine es pasmoso. Juntos su aspecto es imbatible. ¿Totalmente imbatible? ¡No! Hay un pequeño detalle que Hasbro parece olvidar de vez en cuando y esta figura de Kithaba padece de ese olvido: las juntas de las articulaciones de sus tobillos y codos no están pintadas del mismo color que el de sus botas y mangas respectivamente, algo bastante antiestético que impide que ésta sea una figura perfecta. ¡Lástima!
David

martes, 25 de junio de 2013

LION-O (THUNDERCATS: 4-INCH SERIES)

Basic Figures, 2011.
En los años 80 y 90 hubieron estupendas series de dibujos animados: Masters del Universo, G.I. Joe, Transformers, Star Blazers, Kabuto, Dragones y Mazmorras, Droides, Robotech, etc. Y aunque los Thundercats nunca fueron favoritos míos, no me la perdía. Las cosas de tener sólo dos canales de televisión, y sólo uno de ellos con programación infantil. La cuestión es que esa especie de versión felina de los Masters del Universo tuvo su línea de juguetes pero nunca me interesaron y en 2011 se intentó recuperar esos personajes con una nueva serie de dibujos animados, pero creo que la cosa no salió muy bien y sólo tuvo una temporada.
Pero el nuevo show no podía venir sólo y una línea de nuevas figuras de acción de los Thundercats de Bandai inundó el mercado, y digo inundó porque por lo menos en mi zona una famosa multinacional de tiendas de juguetes tiene una buena cantidad de Thundercats de las colecciones que se emprendieron, de 4 pulgadas, 6 e incluso 8 pulgadas de altura, y encima dos años después de crearse la serie. Curioso fenómeno a pesar del fracaso de la nueva serie televisiva. Quizá es que los juguetes estaban destinados a ser el producto principal y la serie de animación su apoyo multimedia, y no al revés.
De nuevo, no había hecho mucho caso a estas figuras de acción hasta que en internet pude conseguir a muy buen precio (por ejemplo, Tygra, ¡a poco más de un euro!) cuatro de los principales personajes de los Thundercats de la línea de 4", y la calidad de las mismas me ha encantado.
Lion-O, el gran protagonista de las aventuras, es el primer Thundercat al que nos acercamos y podemos apreciar que luce el aspecto actualizado de 2011, bastante diferente del de los 80 que era mucho más cercano a los Masters del Universo (ojo que hay una línea que recupera el estilo clásico, Thundercats Classics). Lion-O tiene una armadura de color verde metalizado con piezas protectoras plateadas (hombreras, canilleras), un cinturón con una gran hebilla circular con el símbolo de los Thundercats (¡estupendo!), su cabello rojizo y la piel decorada en dos tonos de marrón.
La cabeza, aunque es un poco más pequeña respecto a la proporción ideal que debería haber tenido respecto al resto del cuerpo, está muy bien realizada con el cabello esculpido de forma dinámica y ojos de color azul que destacan enormemente. Las manos están pintadas de un tono más claro que la piel de los brazos pero no se trata de guantes, sino de pelaje. Los pies son grandes lo que proporciona bastante estabilidad a la figura, y carecen de calzado porque... ¡porque es un felino, caramba!
Lion-O disfruta de dieciocho puntos de articulación, con doble en los hombros y cadera lo que le aporta más flexibilidad. El posicionamiento de las piernas no se ve dificultado por las piezas de la armadura a la altura de la cadera ya que son movibles, un buen detalle. El único inconveniente de la articulación se aprecia fácilmente en las fotos, y es el hecho de que los mecanismos de articulación esté realizado en plástico de otro color (negro) que el de la piel del rey heredero de Thundera, lo que resulta algo antiestético.
Lo que es también bastante antiestético es aquello en lo que consisten los principales problemas de la figura de acción, de Lion-O y del resto de personajes de la colección, y todos ellos se sitúan en la parte trasera de las mismas: una serie de números y códigos esculpidos o pintados, amén de las dos enormes letras de la CE, y un par de grandes tornillos y orificios en su espalda que esconden un imán destinado a que, aplicando un artilugio provisto de otro imán a la figura activa la action feature de la figura y empieza a girar los brazos como loco. No tengo ese cacharro, y en realidad está pensado únicamente para que los críos jueguen con Lion-O y compañía.
Sus accesorios no están mal y las armas encajan sin problemas en sus manos. Una gran espada y una daga, ambas decoradas con un círculo rojo en sus empuñaduras, y una pieza de armadura dorada extraíble en forma de garra que protege gran parte del brazo donde la coloquemos. 
Y este es el Lion-O del siglo XXI. Los personajes pueden gustar o no, pero son estupendas figuras de acción, muy bien hechas y que trasladan al plástico muy bien lo visto en la serie de animación. Pronto seguiremos disfrutando de Thundercats por aquí echándole un vistazo a Cheetara, Tygra y Panthro!
David

viernes, 21 de junio de 2013

IVAN "WHIPLASH" VANKO (IRON MAN 2: COMIC SERIES)

Basic Figures, Wave 4, Nº037, 2011.
Los malosos de la Comic Series de la colección de Iron Man 2 molan, definitivamente, mucho más que los de la Movie Series (a excepción de Iron Monger, ¿mmm?) y este es un buen ejemplo, el Whiplash de los cómics está mucho más conseguido que el inspirado en Mickey Rourke, y aunque no es de mis villanos favoritos de los muchos del enlatado, ha conseguido su bien merecido hueco en mi colección.
Vanko es una figura de acción en la que se evidencia que se ha invertido una buena cantidad de trabajo. Tenemos ante nosotros a un tipo que combina una alarmante escasez de ropa con partes de armadura de alta tecnología, como no, desarrolladas a raíz de piezas robadas a Tony Stark. De ahí que en la coraza extraíble podamos apreciar en el centro un Reactor Arc similar al de Iron Man
Pero si algo interesante tiene Whiplash es que no se trata de un uniforme al uso sino en el que predomina la asimetría: las partes que luce en su parte izquierda no se corresponden con el lado derecho, y ello es especialmente visible en dicha coraza (con una hombrera en el lado izquierdo) y en las partes de armadura de sus piernas. 
Vanko luce su larga coleta pero no podemos apreciar su cara, cubierta por una máscara de ojos rojos y que no es extraíble. En las piezas de sus antebrazos hay dos pequeños orificios donde se pueden encajar los látigos de energía azules que sirven para atizar a Iron Man. Sus otros accesorios, aparte de esos látigos y la coraza es el habitual soporte y las tres cartas holográficas que se combinan del personaje.
Dieciséis son los puntos de articulación de la figura y aunque la de los codos está algo limitada por las piezas de armadura de sus antebrazos se compensa con articulación "de bola" en torso, hombros, cabeza y doble en la cadera. El acabado de su torso es de destacar, ya que se trata de un molde totalmente nuevo para la figura con una musculatura increíblemente perfilada y detallada, mucho más que en el resto de figuras de la colección aunque eso es también lógico ya que se trata de un torso desnudo, sin ropa o armadura. 
El aspecto general de Whiplash es amenazador y temible. El villano ruso ha recibido un magnífico tratamiento por parte de Hasbro para esta colección, tanto por la calidad de las figuras de acción como por haber sido reproducido de ambas fuentes, los cómics y las películas. Dudo mucho que volvamos a verle en alguna colección relacionada con el Universo Marvel así que si se encuentra un ejemplar por ahí, yo no lo dejaría escapar.
David

miércoles, 19 de junio de 2013

IMPERIAL ENGINEER (STAR WARS: BATTLEFRONT II) (STAR WARS: THE LEGACY COLLECTION)

Basic Figures, Wave 3, NºBD-22, 2008.
Este es un magnífico ejemplo de la política de Hasbro, y de otras empresas jugueteras por supuesto, de reutilizar moldes existentes para, tras un repintado más o menos integral relanzarlas al mercado como una puesta al día del personaje o como otro miembro distinto de, en este caso, la galaxia de Star Wars. Esto es más sencillo aún si se trata de militares de las fuerzas del Imperio, ya que unos pequeños detalles distintos nos pueden dar como resultado otro miembro de la temible Armada Imperial.
En concreto, Hasbro tomó la figura de acción del Death Star Gunner de la Saga Collection de 2006, uno de esos soldados imperiales de casco tan característico a bordo de la Estrella de la Muerte y encargados de manejar su terrible artillería, y la repintó para dar forma en plástico a unos personajes del Universo Expandido, en concreto los soldados imperiales denominados Imperial Engineers pertenecientes al videojuego Battlefront II. Y el resultado, al retomar un molde tan aceptable como el del Death Star Gunner, no puede ser otra cosa sino bueno pero poco emocionante.
El Imperial Engineer ostenta doce puntos de articulación careciendo de los correspondientes a los de los tobillos, algo normal tratándose de una figura de 2006. Sus piernas son algo estilizadas, delgadas de rodilla para abajo, y me recuerdan a las de otra figura de más o menos la misma época, el Imperial Pilot del TIE Fighter aunque no se trata del mismo molde.
Su uniforme ha pasado del negro absoluto de aquel Death Star Gunner a un gris oscuro dominante en su mono combinado con el negro de sus botas, guantes, cartuchera, casco y coraza. Estas dos últimas piezas son extraíbles (revelando un rostro que podría ser el de un clon, con lo que gran parte de la magia para los fans de la Trilogía Original se esfuma. En todo caso, en el Imperial Engineer podría ser aceptable, pero no en el Death Star Gunner). Su pistola láser puede guardarla en una poco práctica cartuchera que sólo permite introducirla al revés, con la empuñadura hacia delante y no hacia atrás, lo que no lo hace muy práctico para un fulgurante combate cara a cara en el que estos militares tengan que participar. Es algo parecida a la inútil cartuchera que lucen los Stormtroopers de Hasbro desde 2004. La otra diferencia destacable con su predecesor esta figura luce el emblema del Imperio en su brazo izquierdo. 
El Imperial Engineer no es una figura indispensable. Conozco el videojuego, pero aquellos coleccionistas no interesados en el Universo Expandido pueden perfectamente prescindir de ella. Pero la verdad es que aporta algo de variedad a nuestras tropas imperiales, y es una interesante variación de aquel Death Star Gunner sólo a base de jugar con otros colores en su decoración. Sólo por ese casco tan característico, otra maravilla del diseño de personajes de Star Wars, con esos extremos afilados, el emblema del Imperio en su frente y los sensores rojo y azul en un lateral, vale la pena añadirlo a la colección.
David

lunes, 17 de junio de 2013

SALLAH (INDIANA JONES: RAIDERS OF THE LOST ARK)

Basic Figures, Collection 1, 2008.
Pues resulta que ésta es la entrada número 200 de Figuras De Acción A Go-Gó, así que mientras imaginamos esplendorosos fuegos artificiales en el cielo vamos echando un vistazo a una figura de la colección de Indiana Jones de Hasbro, el entrañable y fiel amigo de Indy, Sallah, y la primera que vemos de las pertenecientes a la ya legendaria primera entrega de las aventuras del Doctor Henry Jones Jr
Sallah es reproducido como figura de acción con el aspecto con el que aparece en las escenas de El Pozo de las Almas, cuando busca junto a Indiana, disfrazados como excavadores egipcios a sueldo de los nazis, el emplazamiento exacto del Arca de la Alianza (¡pura aventura, amigas y amigos!). Por ello luce una túnica, fajín y turbante. Su aspecto y parecido con el Sallah de ficción encarnado por John Rhys-Davies no es el más conseguido en esta colección de figuras pero es el suficiente para adoptarlo con alegría en la, poco a poco, creciente colección de Indiana Jones. El hecho de poder incorporarlo y a un precio razonable es más que suficiente, ya que es no es de las figuras más abundantes y no sé por qué lo había ido dejando escapar. ¡Un estante dedicado a En Busca Del Arca Perdida necesita a un Sallah!
La figura ostenta diez puntos de articulación, menos que la media de la colección ya que de cintura para abajo, prácticamente cubierto con la túnica realizada en plástico duro, carece de articulación y sólo puede mover las piernas a la altura de la cadera y muy limitadamente. De cintura para arriba tenemos la articulación estándar y a base "de bola" en cuello, hombros y codos. ¡Bien!
La decoración es sencilla, no se trata de una figura agraciada con muchos detalles. La pintura está bien aplicada salvo en la confluencia del pañuelo del turbante y el rostro, salpicando algo de pintura blanca la cara, y en general dominan los tonos suaves de marrón y el blanco. Su rostro no está mal, un tipo con barba que puede parecer egipcio sin problemas, pero quizá a la figura le falte algo de "tripa", Sallah estaba más rellenito. Y sus manos son extrañamente grandes (más que las de sus compañeros y compañeras de colección) y algo toscas en su ejecución. 
Sus accesorios, como es lo habitual en esta serie de figuras, son varios y muy bien hechos. Una pala, una antorcha y un chaleco extraíble. Además, la caja con una reliquia arqueológica secreta, en este caso un caballo de terracota. No muy apropiado para un experto excavador egipcio ya que esas piezas provienen de China, pero eran incluidas aleatoriamente en la colección. Da igual, se trata de un agradable bonus, tanto la cajita de cartón como su contenido. 
Y mientras suenan fanfarrias por la entrada número 200 y devuelvo a Sallah a su estante, agradezco a cada uno de los visitantes y lectores del blog su paso por aquí. ¡A por otras 200..!
David

viernes, 14 de junio de 2013

DOROVIO BOLD (X-WING PILOT) (STAR WARS: THE LEGACY COLLECTION)

Figura que forma parte del set Evolutions: Rebel Pilot Legacy, 2008.
Finalizamos esa semana enteramente dedicada a féminas con la única piloto rebelde aparecida en la Trilogía Original. Un momento, ¿realmente aparecía este personaje en el Episodio VI, en la batalla sobre la Luna de Endor? Hay un pequeño debate al respecto entre quienes mantienen que aparece fugazmente y otros que sostienen que las escenas que incluían a Dorovio Bold se quedaron en la mesa de montaje, pero es otra muestra de la tradición de recuperar personajes más que anecdóticos para engrosar las filas de figuras de acción de Star Wars.
Es estupendo, por otra parte, tener una piloto femenina de X-Wing. Y aunque sus características faciales y aspecto en general no es extremadamente femenino (a excepción de sus labios pintados en un delicado color rosa claro), no hay duda de que la joven Bold es una piloto de tomo y lomo. De estatura un poco menor que el resto de figuras humanoides de Star Wars, Bold luce el uniforme tradicional de piloto de X-Wing y nada menos que los catorce puntos de articulación estandarizados pese a esa menor altura y cuerpo más grácil que el de sus compañeros masculinos. Una buena labor de ingeniería juguetera.
Dicho uniforme es idéntico al del resto de pilotos de Alas-X, ésto es, un mono naranja combinado con un arnés gris, una placa con controles de pilotaje en su torso unida al uniforme por un tubo (¡que es extraíble!) y botas y guantes negros. Todo ello con el detallismo y el estupendo acabado que el molde generalmente utilizado para estos pilotos desde 2006, pero no se trata del mismo ya que para reflejar esa menor estatura y corpulencia se creó un molde totalmente nuevo para Dorovio Bold y, seguramente, futuras figuras de acción de pilotos femeninas de la Rebelión. Pero lo increíble es que esta figura incluye una variación de la que carecen los otros pilotos de X-Wing y que la hace, si cabe, más completa y perfeccionada. Se trata de una cartuchera unida a su cinturón en la que podemos guardar la pistola láser de Bold. ¡Genial!
Su otro accesorio es, por supuesto, el casco de piloto individualizado en su decoración, esa pequeña joya que Hasbro ha creado para que continuemos comprando como zombies figuras de pilotos prácticamente iguales. En su caso se trata de un casco con evidentes signos de uso y desgaste, con una pátina gris sobre el blanco de base y dos pequeñas figuras multicolores de curiosa y bonita forma en su parte frontal, además de la lente de plástico amarillo que permite apreciar sus ojos.
Una interesante adición a la colección y una figura de acción muy buena y conseguida, apta para cualquier diorama o estante centrado en la Alianza Rebelde, el hangar de la base de Yavin, la batalla de Endor, etc. etc. etc.
David

miércoles, 12 de junio de 2013

SHE-HULK (MARVEL UNIVERSE)

Basic Figures, Series 4, Nº012, 2012.
She-Hulk, o como la conocemos por aquí, Hulka, viene a engrosar las filas femeninas de figuras del Marvel Universe con resultados francamente satisfactorios ya que es, si no la mejor, de las mejores figuras de acción femeninas que ha facturado Hasbro desde que comenzó la colección y ello es debido a que para la gigante prima verde de Hulk han creado un nuevo molde y no se han limitado a reutilizar el habitual para las féminas marvelitas.
Eso era necesario ya que Jennifer Walters es más alta y musculosa que la mayoría de compañeras de andanzas, y Hasbro aprovechó para dotarla de una generosa cantidad de articulación, estabilidad mejorada y un rostro más conseguido, femenino y, sobre todo, distinto, así como también una melena expresamente esculpida para ella.
Dieciocho son los puntos de articulación aplicados a Hulka con cuatro de ellos no habituales en las superheroínas del Marvel Universe como es la doble articulación en los hombros y la "de corte" en los muslos. Como debe ser, es más alta que las otras chicas y sus brazos y físico en general es evidentemente más musculoso, pero sin comprometer una feminidad que Hasbro ha mantenido brillantemente.
Su rostro es atractivo y refleja una expresión seria acentuada por las acentuadas cejas, y sus labios y ojos están muy bien pintados en tonos de verde distintos a los de la piel. Parte del lado derecho de la cara está oculta por su cabello, un peinado también de nueva creación para esta figura que le da un aire interesante. Es una larga melena que cae hasta el centro de su espalda ligeramente ondeada por el viento y pintado en dos tonos de verde para aportarle mayor dinamismo.
El color utilizado para su piel es un poco más oscuro que el verde usado en otra reciente versión en plástico de She-Hulk incluida en un comic pack junto a Wolverine, pero carece de matices como los presentes en la arrugada piel de las figuras de acción de su primo, La Masa. No obstante, pese a la superfuerza de Hulka y su incontestable capacidad de batalla, sigue siendo una damisela de suave piel.
Su uniforme reproduce, si no me equivoco, el que viene utilizando últimamente en su propia colección, una sencilla vestimenta en blanco y púrpura con un cierto aire retro sobre todo por sus altas botas y se complementa con guantes en sus manos, cerradas ambas en puños dispuestos a repartir mamporros. 
Su único accesorio consiste en el comic shot, esa portadita en miniatura que no sirve para mucho, la verdad. Una vez abierta la figura, o se guarda (y se pierde tarde o temprano) o se tira. Si al menos hubiese sido una portada de la etapa de John Byrne en la colección... Y aunque es un personaje que realmente no necesita accesorios, podrían haber incluido un maletín como indicio de su profesión como "civil", abogada. O un fajo de billetes. O un libro de leyes... Pensándolo mejor, creo que es más conveniente no estropear el conjunto con tales cosas y dejarla tal cual, ¡una excelente figura de la chica verde favorita del Universo Marvel!
David

lunes, 10 de junio de 2013

SHAAK TI (STAR WARS: LEGACY COLLECTION)

Basic Figures, Wave 13, NºBD61, 2009.
Las últimas series de figuras de cada colección son, tradicionalmente, muy difíciles de conseguir ya que o se producen en una menor cantidad o la distribución ya languidece con escaso interés y con las miras puestas en colecciones renovadas. Ésto es más o menos lo habitual con Star Wars y Hasbro, y tal cosa se confirmó con las últimas figuras de la fase roja de la Legacy Collection en 2009.
Esas últimas unidades estaban englobadas en una oleada dedicada al Universo Expandido, y la ultimísima Figura Basica de la colección fue esta versión de la Jedi Shaak Ti con el aspecto con el que aparecía en el videojuego The Force Unleashed, es decir, ligera de ropa y despojada de sus vestimentas Jedi. Por lo que he visto por ahí es actualmente una figura escasa y, por lo tanto, cara, por supuesto por culpa de Hasbro que con su mala distribución provoca un lamentable incremento de precios en el mercado de segunda mano.
Aunque ninguna figura de acción debería alcanzar esos precios, no hay que dejar de considerar que Shaak Ti es una excelente figura de acción dotada de catorce puntos de articulación a pesar de que su esbelto y delgado cuerpo femenino no deja mucho espacio para tales tecnicismos. Pero Hasbro consiguió incluir en el diseño todos esos puntos de articulación y, lo que es aún más destacable, los consiguió camuflar e integrar de forma natural en la figura. Así telas, muñequeras y cintas (y pintar las articulaciones del mismo color que la piel o ropas) ocultan los mecanismos de articulación de forma brillante. Y qué decir que todo ello permite un alto rango de movilidad a la Jedi dotada, además, de una muy buena estabilidad pese a su ligero peso.
En Hasbro no se limitaron a repetir un mismo molde ya usado en otras figuras femeninas para recrear a Shaak Ti con el aspecto del videojuego, se trata de una figura totalmente nueva de pies a cabeza. Incluso, para otras versiones de la Jedi con vestimentas más tradicionales de su Orden su rostro y apéndices de la cabeza son distintos, no reutilizados (me refiero a la figura incluida en el two-pack Geonosis Arena Showdown Nº4 de 2010). La cantidad de trabajo aplicado en cuanto a la decoración es increíble, con multitud de pequeños elementos decorativos desde los apéndices a todo lo largo de su cuerpo.
Su silueta, muy atlética, atractiva y femenina, está levemente tapada con trozos de tela aquí y allá como con las que protege sus piernas y pies, cuerdas, un exiguo taparrabos, brazaletes... la muñequera de su brazo izquierdo incluso incluye dos pequeños apéndices dentados muy amenazadores, y en su cuello podemos apreciar un collar y una pequeña joya con la que decora su frente.
La pintura aplicada en el rostro es excelente y sus ojos y labios están perfectamente ejecutados. Sus tentáculos de la cabeza adoptan formas suaves, dinámicas y orgánicas (incluso podemos apreciar una larga cuerda que los ata y cae levemente agitada por su espalda) y en brazos y piernas podemos ver unas marcas de color más claro a modo de tatuajes. Los detalles son innumerables y se aprecian realmente bien con la figura delante. Uno siempre siente la tentación de preguntarse porqué un trabajo tan inmenso en un producto destinado a una fabricación y distribución tan limitada, cuando su enorme calidad (y el hecho de que los fans del videojuego también se interesaran en ella) la hubiese convertido casi con total seguridad en un éxito de ventas.
Su único accesorio (aparte de la pieza para construir un droide) es su espada láser que puede sujetar sin problemas con la mano izquierda pero la derecha está demasiado abierta y necesita las infames bandas transparentes de Hasbro para poder blandir el sable. Su otro pequeño inconveniente reside en sus apéndices de la cabeza, que aunque muy bien ideados y terminados, están dispuestos de tal manera que limitan algo de la articulación del cuello.
Pero aparte de eso, se trata de una figura excepcional. No me extraña que se trate de una figura de acción perseguida por los fans de la Orden Jedi, de las precuelas o del Universo Expandido. Una maravilla.
David