lunes, 29 de septiembre de 2014

FALCON (COMBAT OPERATIONS) (G.I. JOE: 30th ANNIVERSARY COLLECTION)

Figura incluída en el Slaughter's Marauders Battle Set, 2011.
Falcon siempre fue uno de mis G.I. Joe favoritos. Su figura vintage, básicamente un boina verde con uniforme de camuflaje, temible escopeta y mochila con pequeña radio incorporada (tenía una antena) le hacía suficientemente realista para sobresalir junto a Hit & Run en las batallas contra Cobra que montaba en mi casa. Creo que alguna vez he mencionado que colecciono G.I. Joes con boina militar casi compulsivamente, siento debilidad por los personajes de la franquicia que lucen esa prenda, y suele coincidir con los militares de la unidad más "realistas".
Falcon ya tuvo una figura que retomaba al lugarteniente Vincent Falcone con su apariencia clásica en un comic pack de 2008 que pronto veremos por aquí, pero el resultado final fue desastroso sobre todo por su horroroso retrato. Una lástima ver así de maltratado a uno de mis favoritos. Pero Hasbro remedió un tanto la situación tres años después con una nueva versión de Falcon con el uniforme correspondiente al escuadrón de los Slaughter's Marauders en un battle set de siete figuras que, curiosamente (y dramáticamente) no incluía al propio Sargento Slaughter.
Y digo que lo remedió en parte ya que aunque se trata de una figura excelente no es el clásico Falcon con su uniforme de camuflaje, su mochila y su escopeta. Por ese mismo motivo no hay foto-homenaje de la figura moderna con la vintage de 1987. A pesar de ello, este Falcon me alucina y su molde es el que debería haber sido utilizado en la versión de 2008.
En los Slaughter's Marauders el lugarteniente Falcone viste pantalones de camuflaje grises, casaca verde con las mangas subidas y hombreras azules, color que se repite en su boina adornada con el escudo de G.I. Joe. Una selección de colores que recuerda enormemente a la paleta utilizada en la licencia en los años 80, y eso me gusta. Es militar pero al tiempo es algo cartoonish, poco fiel a la realidad y muy de juguete de la época, también por la presencia de elementos como guantes y rodilleras.
El molde usado para Falcon presenta unos poco comunes quince puntos de articulación (con doble en cintura y torso) y excelente estabilidad como en la mayoría de compañeros de colección, además de un dinamismo favorecido por los mecanismos de articulación utilizados en esta licencia. Sus manos pueden sostener su armamento y su rostro es estupendo, magnífico, seguramente esculpido por los maestros del Boss Fight Studio. Una diferencia abismal respecto al Falcon anterior y perfecto en cada detalle. Además la cabeza tiene el tamaño preciso para que su boina extraíble le caiga a las mil maravillas. Una pieza esculpida con gusto, elegancia y mucho detalle esa boina, por cierto.
Sus accesorios incluyen un pequeño arnés, el cinturón que junto a la parte inferior de la casaca forman una sola pieza, un pañuelo atado al cuello que se puede retirar tras quitarle la cabeza, un soporte personalizado (que olvidé incluir en la foto... cosa nada sorprendente), una metralleta con cargador circular y un lanzagranadas que se puede desmontar en tres piezas para buscar el efecto de abrir el cañón para cargarla, pero de hecho se desmonta solo, al mínimo movimiento, y para colocarla en las manos de Falcon hay que buscar el ángulo justo para que aguante montada. Una pena esa endeble construcción.
En resumidas cuentas, este Falcon de los Slaughter's Marauders es una figura estelar pero al mismo tiempo humilde en el sentido de que fue incluído en un set, su uniforme es eficiente pero no espectacular y no reproduce al personaje clásico en su primera aparición, mucho más popular aunque nunca se le dió la importancia que al menos yo, como fan, quería en los cómics y los dibujos animados. ¿Cómo un boina verde no era uno de los personajes principales? Eso era debido, claro, a que no fue uno de los Joes originales, de las primeras hornadas. Da igual, en mis tropas de G.I. Joe el lugarteniente primero de la unidad siempre será Falcon!
David

viernes, 26 de septiembre de 2014

SNOWTROOPER COMMANDER (STAR WARS: THE BLACK SERIES)

Basic Figures, Wave 4, Nº24, 2014.
La cuarta wave de las Black Series está plena de amor hacia El Imperio Contraataca, y eso siempre es bueno. No, me equivoco, no es bueno, es sensacional para los fans de la Trilogía Original y de los que tienen al Episodio V como su entrega favorita, entre los que me encuentro. Y si son personajes extraídos de las escenas de la Batalla de Hoth, ¡aún más éxtasis juguetero! 
Ya vimos hace unos días a Toryn Farr, de la Alianza Rebelde, y hoy vemos un personaje que necesitaba una puesta al día desde hace bastantes años y que una vez en nuestras colecciones el resultado es estupendo. Aunque por primera vez Hasbro comercializa una figura expresamente llamada Snowtrooper Commander este oficial ya había sido incluído en la colección, por ejemplo, en la Saga Collection en 2006, pero esta nueva versión goza de super-articulación y una escultura deliciosa.
Aunque totalmente fiel a lo visto en la película la primera impresión que me dio el Snowtrooper Commander era su aire plenamente afín a las figuras vintage de Kenner. El Snowtrooper de 1980, una de mis figuras de acción favoritas de Kenner, está mucho más emparentada a esta nueva figura que a los snowtroopers que Hasbro nos ha dado en los últimos años y de los que tengo unos cuantos, con diversas variantes, a los que un día dedicaré un informe. Demonios, hasta parece que este Comandante tiene solo los cinco clásicos puntos de articulación hasta que descubrimos su super-articulación.
Catorce son los puntos de los que disfruta el imperial, con la poco usual articulación "de bola" en el tórax en lugar de la "de corte" en la cintura de la mayoría de productos de Star Wars de Hasbro. En las piernas el movimiento está algo limitado por la kama, el faldón, pero en este caso no me importa ya que me encanta la sensación vintage que le proporciona. De hecho, que sea de plástico me gusta más que las de tejido usadas en los snowtroopers recientes. Además, se trata de un oficial que va a bordo del AT-AT por lo que en principio no necesita adoptar dinámicas poses de batalla!
De arriba a abajo es esencialmente blanco, como la figura vintage, y de nuevo a diferencia de los snowtroopers. Nada de suciedad, ni siquiera en las botas, ni reflejos azules en el uniforme. La principal diferencia con ellos se basa en el rango que podemos apreciar en las dos filas de chapas rojas y azules en la coraza, además de diversas lucecitas rojas en los dispositivos de dicha coraza. En el faldón tenemos una cartuchera para una de las dos pistolas láser que incluye y sus manos pueden empuñar ambas a la perfección.
Se trata de una figura estilizada y elegante, de perfecta estabilidad, con las hombreras en la posición correcta (los snowtroopers las tienen al revés, cosa que he aprendido hoy mismo) y, sobre todo, sin casco extraíble y sin cabeza de clon bajo el mismo. Eso ayuda a que el casco tenga el tamaño perfecto, no sea voluminoso, y su forma sea impecable y la que esperamos de esta parte de la armadura de un snowtrooper. De nuevo, como la figura de 1980. El único fallo que le puedo encontrar es la pintura de las lentes del casco, pobremente aplicada, pero si un día me decido con un pequeño pincel eso se puede arreglar.
Aparte de la pistola láser más pequeña que hemos visto en tantas otras figuras de la colección, el Comandante viene con el nuevo y mejorado modelo de rifle láser E-11 con la culata plegable compuesta de dos piezas, otro pequeño aliciente para una figura para mi ya imprescindible, y espero que lo llegue a ser también a otros fanáticos del Episodio V!
David

miércoles, 24 de septiembre de 2014

OMEGA RED (MARVEL INFINITE SERIES)

Basic Figures, Wave 3, 2014.
Ah, aquellos locos años 90... ¿Cuántos personajes como Omega Red surgieron aquellos años? Y la mayoría, por supuesto, fueron olvidados casi al momento. El asesino ruso era el arquetípico enemigo de Lobezno, su némesis ideal como lo había sido Dientes de Sable, por ejemplo. Pero, según mi opinión, esos villanos de grandes hombreras de los 90 no le llegan a la suela de las botas a tipos como Dientes de Sable. Pero Omega Red parece haber sobrevivido mejor al paso de los años y de las sagas que la mayoría de sus contemporáneos, y todavía anda haciendo la puñeta por el Universo Marvel lo que le hizo merecedor de su propia figura de acción.
Otros especialistas en hacer la puñeta son los de Hasbro, y decidieron que Omega Red se comercializara en cantidades mínimas en una de las últimas waves de la colección Marvel Universe con lo que las escasas figuras disponibles alcanzaban precios desmedidos, pero afortunadamente para nosotros corrigieron esta circunstancia y lo reeditaron en la wave 3 de las Infinite Series. ¡Yuju! Quería un Omega Red para aumentar mis filas de supervillanos, y por completismo, y por cierta nostalgia agridulce (más agria que dulce, en realidad) hacia aquellos tebeos de Jim Lee y cía, así que ahora era el momento de comprarlo a un precio justo.
Omega Red, en mano, no ha hecho aumentar mi cariño por el personaje. Si quería tipos con latigos incorporados ya tenía a Ivan Whiplash Vanko de la colección Iron Man 2 y al siempre estupendo Constrictor, malosos torpes y perdedores de los de siempre y no tan obsesionados con la sangre como los de la generación de Omega Red. Pero como figura de acción no está nada mal, es grande, pesado y con cara de muy mala leche. Un villano temible de los muties de La Patrulla-X.
Veinte son los puntos de articulación de Omega Red y una estabilidad normal, aunque a veces se ve comprometida por el excesivo peso de la mitad superior del cuerpo para sus piernas algo cortas. Pese a esa articulación tampoco puede adoptar poses excesivamente flexibles y dinámicas debido a las citadas piernas y por las hombreras que inhiben los movimiento laterales de los brazos. La combinación de cinturón y hombreras se puede retirar pero el sistema de anclaje es de esos que si se fuerzan acaban rompiéndose (como muchos cinturones y arneses de G.I. Joe, o de las figuras vintage de las Secret Wars) así que no voy ni a intentar quitárselo.
Los colores del uniforme son el rojo y blanco, pero en su piel también blanca podemos ver retazos de azul para darle profundidad y volumen, y su cabello recogido en coleta es rubio al igual que sus cejas. Los latigos que nacen de sus antebrazos son grises metalizados, y no terminan de combinar bien con las manos; deberían haber estado esculpidas para agarrar los latigos pero no están cerradas de la forma más adecuada ni los látigos son suficientemente flexibles para poder ser doblados hacia las manos.
La pintura está bien aplicada en general, pero con un pequeño pero muy evidente fallo. Vemos la letra omega en la cinta del pelo y en sendas placas en el dorso de las manos, perfectamente pintado en la izquierda pero medio borrada en la derecha. El departamente de control de calidad de Hasbro hizo la vista gorda en este caso pero yo no lo hubiese comercializado tan alegremente.
Lo mejor de la figura es su rostro, muy bien esculpido al igual que el cabello, con esa expresión de rabia y furia asesina con los dientes apretados. Su altura y voluminosidad son también puntos a su favor que le dan carácter y sensación de peligro respecto a los héroes de la colección. Eso y que siempre es genial añadir más supervillanos a mis filas del Marvel Universe hacen de Omega Red en definitiva una bienvenida incorporación a mi colección.
David

lunes, 22 de septiembre de 2014

YOUNG INDY (INDIANA JONES: INDIANA JONES AND THE LAST CRUSADE)

Basic Figures, Collection 3, 2008.
Recuperamos la estupenda colección dedicada por Hasbro a las cuatro entregas de la saga de Indiana Jones con otra versión de Indy, pero una muy especial, la del flashback que nos mostraba la aventura del joven Indiana ("así llamábamos al perro") cuando era un boy scout al comienzo de la sensacional Indiana Jones Y La Última Cruzada. Ya esa pequeña aventura dejaba sin aliento y enlazaba perfectamente con la trama del Indiana adulto y el reencuentro con su padre tras la pista del Santo Grial.
Esta figura de acción presenta recortes en cuanto a la articulación más o menos generalizada en esta colección. La mayoría de figuras oscilan entre doce y catorce puntos de articulación, pero el joven Indy presenta diez puntos careciendo de la misma en tobillos y muñecas. Lo de los tobillos es comprensible pero lo de la muñecas no, y es una pena la ausencia de esos puntos que proporcionarían mucho más dinamismo y capacidad de interactuar con los accesorios que le acompañan.
Su estabilidad es buena y sus manos, aunque estáticas, pueden sostener sus accesorios sin problema. Estos son el latigo desplegado y en posición de latigazo, el pañuelo amarillo de scout que se le puede retirar tras quitarle la cabeza, y una serpiente muy bien esculpida y pintada para recrear las escenas de la persecución en los vagones del tren circense. Además, la caja de reliquias secretas que en su caso es una réplica de la Cruz de Coronado pero de un tamaño mayor y fuera de escala respecto a la figura.
El gran acierto de la figura de Indy, como en tantas otras ocasiones en esta colección, es su aspecto. Su ejecución y decoración es francamente buena. Un rostro muy parecido al fallecido River Phoenix, con el ceño fruncido y esa mirada de abajo a arriba de la que tanto hacía uso el actor están muy conseguidas, así como el corte de pelo del personaje, liso y largo hasta la altura de las orejas y peinado con raya.
El uniforme de scout de los años 20 está muy bien ejecutado, con las polainas sobre las botas y el pantalón, el color beige y la camisa abotonada. Rasgos distintivos de Indy sobre cualquier otro scout son el cinturón indio pintado en vivos colores, la Cruz de Coronado enganchada al mismo y una insignia roja en el pecho, que en la película recordaba vagamente a un corazón pero más adornada y que en Hasbro optaron sencillamente por pintar un corazón rojo.
Una figura de acción estupenda aunque con el handicap que le resta puntos de estar algo limitada en su articulación pero es una esencial interpretación del joven y aventurero Indiana Jones, protagonista de un prólogo memorable de una película también memorable. Su decoración es impecable, con detalles de gran mérito como es su rostro, uniforme y la cruz que consigue rescatar de los traficantes. Y los dos accesorios que incluye, el latigo y la serpiente, son humildes pero francamente bien hechos y su interacción con la figura es la deseada. ¡Un producto muy recomendable!
David

jueves, 18 de septiembre de 2014

ANT-MAN (MARVEL INFINITE SERIES)

Basic Figures, Wave 3, 2014.
Seguimos en Figuras De Acción A Go-Gó con otro producto de reciente aparición y que forma parte de una cierta revitalización de las colecciones de figuras de 3'75" por parte de Hasbro, cosa que muchos coleccionistas agradecemos. No es un secreto que las últimas waves tanto de las Black Series de Star Wars como de las Infinite Series de Marvel han sido más que buenas, y los productos del cincuenta aniversario de G.I. Joe son algo escasos pero de muy buena calidad. No es un mal comienzo de año, no.
Y otro esperadísimo personaje de Marvel, todo un clásico, ha aterrizado en nuestras colecciones este año, el Doctor Henry Pym que gracias a sus famosas Partículas Pym se convirtió en el sorprendente Ant-Man, el Hombre Hormiga, el héroe capaz de disminuir su tamaño y comunicarse con los insectos amén de fundador de Los Vengadores!
El cuerpo utilizado para Pym es el clásico molde de un tipo musculado pero no muy voluminoso, con el uniforme totalmente ajustado al cuerpo pero a diferencia de las primeras figuras del Marvel Universe con similar condición física (Spiderman, Electro, Kaos...) su articulación está algo incrementada con los dos puntos "de corte" en los muslos, un sistema de articulación que funciona pero no es el mejor en cuanto a resultado estético. Así que en total tenemos en Ant-Man dieciocho puntos de articulación, una buena flexibilidad para una figura dinámica y buena estabilidad.
El uniforme del Hombre Hormiga es sencillo y muy reminiscente del clásico aspecto del héroe, un diseño parecido a aquel pero modificado y modernizado. Azul, negro y rojo con los colores que en él se distribuyen: azul en botas, guantes y calzón, negro en la línea que recorre de la cintura al cuello a través del torso y espalda, y rojo que domina gran parte del conjunto ya que es la base del uniforme. En Hasbro decidieron combinar dos tonos de rojo para aportar profundidad y volumen a la musculatura, y no es mala idea, pero en los muslos no encaja a ambos lados de la articulación "de corte" de los muslos, con un resultado que resta realismo a la figura y acentúa esa severa articulación.
El gran mérito de un personaje que por fin podemos tener en nuestras colecciones y que solo por ello ya justifica su adquisición es el casco, una estupenda pieza esculpida por Hasbro y pintada en gris metalizado, y aunque no se puede extraer ni desmontar podemos apreciar los tres módulos de los que está compuesto: el casco que cubre gran parte del cráneo, la parte de las mejillas y ojos y la pieza que se sitúa frente a su boca unida por dos tubos pintados con rayas negras al resto.
El casco, del tamaño perfecto y proporcionado respecto al cuerpo, parece en un primer momento que es extraíble debido a lo bien que está integrado en la cabeza; seguramente Hasbro esculpió la cabeza, al menos la parte que vemos de ojos, boca y barbilla, y luego pegó el casco, y de ahí que podamos apreciar que el casco no está esculpido en la propia cara. Aunque vemos muy poco del rostro, Pym luce una expresión amable con una leve sonrisa y sus ojos, muy bien pintados, son de un azul muy llamativo. Como último detalle el casco, pese a que es el clásico diseño de Ant-Man, carece de un elemento si no clave, casi: las antenas. Su ausencia señala a este elemento como propio del Henry Pym del universo Ultimate, por lo menos en las primeras apariciones del mismo en Los Ultimates era así, pero en cualquier caso la ficha del blíster lo encuadra como el Pym del universo Marvel clásico y fundador de Los Vengadores.
Como único accesorio tenemos a un pequeño Hombre Hormiga, una pequeña escultura del héroe con su tamaño reducido pero claramente identificable, aunque se trata de una pieza distinta a la incluída junto a Yellowjacket, y aquella me gustaba más, estaba mucho mejor ejecutada e incluso se podía mantener en pie! Me recuerda unas pequeñísimas figuras que tenía de Spiderman y de La Masa hechas en plástico flexible pero muy bien diseñadas que tenía de crío y que, no estoy seguro, pero puede que fuesen los juguetes incluídos en los huevos Kinder... En cualquier caso, sobra decir que no hubiese estado de más incluir un insecto sobre el que Hank Pym pudiera volar (quizá como Figura Deluxe) o al menos algún cacharro de alta tecnología, como una pistola, producto de los inventos del buen Doctor.
Estos últimos meses han sido benévolos con los fans del Universo Marvel. Entre otras grandes figuras de acción y estupendos personajes de primera y segunda fila, por fin tenemos a La Avispa y al Hombre Hormiga para completar nuestras alineaciones de Los Vengadores. Excelsior!
David