sábado, 29 de septiembre de 2012

WES JANSON (STAR WARS: THE LEGACY COLLECTION)

Figura que forma parte del set Evolutions: Rebel Pilot Legacy, 2008.
Los sets de Evolutions (con tres figuras que en principio debían ser la crónica a grandes rasgos de la evolución de un personaje, por ejemplo Padmé Amidala, o un tipo de personajes, por ejemplo, los Sith o los pasos del ejército de la República hacia el Imperio) a veces tomaban otros derroteros, como en el caso del dedicado a los pilotos rebeldes dentro de The Legacy Collection. En efecto, son tres figuras de pilotos rebeldes, y cada uno de ellos pertenece a cada una de las películas de la Trilogía Original, pero la gran objeción es que NO se trata del mismo tipo de pilotos (tenemos una piloto de X-Wing, de un Snowspeeder y de un B-Wing), así que apreciar una posible evolución es imposible.
Tras esa objeción que en realidad no tiene ninguna importancia, lo que hay que decir es que se trata de un estupendo set, con tres figuras nuevas de personajes aparecidos en la Trilogía Original y basados en el magnífico estándar que Hasbro viene utilizando para los pilotos rebeldes desde 2008, esto es, catorce puntos de articulación, detallados uniformes y complementos fantásticamente pintados, rostros muy conseguidos y deliciosos cascos personalizados para cada uno de ellos.
Wes Janson, que comparte set con los pilotos Dorovio Bold y Ten Numb, es en quien nos fijamos hoy. De cierta relevancia en las escenas de la batalla de Hoth de El Imperio Contraataca (incluso tumba a un AT-AT), Janson significó el estreno de un nuevo molde utilizado alguna vez más por Hasbro para sus pilotos de Snowspeeder, una escultura magnífica con todos los detalles característicos del mono de estos pilotos rebeldes, y todos los elementos que lo diferencian del uniforme de piloto de X-Wing con el que sólo comparte el color y el arnés. Aquí está presente la consola del pecho unida con un tubo a su cuerpo, las rugosidades y volúmenes del mono necesarios para protegerse del frío de Hoth, el abultado y redondeado cuello y las botas de los soldados rebeldes establecidos en Hoth.
El gris es el otro color predominante en la figura aparte del naranja: las botas, arnés y guantes son de ese color, y de un tono un poco más claro la capucha en la cabeza del piloto. Los otros grandes logros de la figura aparte de su uniforme y el uso de la articulación más usada en las figuras modernas de Star Wars son su rostro y su casco. El rostro reproduce fielmente al del actor de la película. Pero no sólo su algo rechoncho aspecto, también reproduce la expresión con la que fue inmortalizado en los planos en los que aparece, una expresión irónica pero también confiada y autosuficiente, un tipo que disfruta en el fragor de la batalla haciendo su trabajo. Todo un magnífico trabajo de diseño y ejecución en una escala tan pequeña.
Por su parte el casco es otra de esas pequeñas joyas a coleccionar que diferencian a los pilotos rebeldes, en este caso decorado con un ajedrezado blanco y rojo y una línea amarilla que recorre toda la parte central del casco. Aparte de su decoración, el casco incluye la usual correa que lo fija a la barbilla del piloto y las lentes amarillas del visor.
Como único accesorio de Wes Janson tenemos la pistola láser reglamentaria de la Alianza Rebelde, y en conjunto se trata de una excelente figura que marca el estándar a seguir en este tipo de pilotos y una excelente adición a nuestras tropas rebeldes, especialmente si se trata de un personaje de la siempre considerada mejor película de la saga.
David

jueves, 27 de septiembre de 2012

ELLORRS MADAK (STAR WARS: POWER OF THE JEDI)

Fan's Choice Figure Nº1, Collection 2, 2001.
¿Eh? ¿Qué es eso, un fondo de color naranja? Pues sí, la modernidad y el colorido a llegado a Figuras De Acción A Go-Gó y este fondo, en principio, irá destinado sobre todo a las figuras de Star Wars... o no... 
En todo caso, lo estreno con otro evento de interés, y es la reseña de una de las figuras más antiguas de las que han pisado el blog hasta ahora, el alien Ellorrs Madak (uff, espero no olvidar ninguna letra por el camino) de la colección Power Of The Jedi, caracterizada por la anticuada articulación que manejaba Hasbro por aquellos años pero con una interesante (incluso bizarra por momentos) elección de personajes y un nivel escultórico y unos retratos que no estaban nada mal, bastante fieles a las películas y detallados.
Este alien que participaba en las memorables escenas de la cantina de Mos Eisley en Una Nueva Esperanza no era parte de la línea de Figuras Básicas de la colección pero fue lanzada al mercado como el ganador de una encuesta de figuras deseadas por los fans. Y el resultado fue muy, muy bueno, se nota el cariño empleado por Hasbro en su creación.
Limitada a sólo seis puntos de articulación y con el único accesorio de su pistola láser (y un pequeño panfleto con la biografía y características del personaje) el aspecto general de la figura es excelente, y para los fans de la Trilogía Original un personaje necesario para replicar esas escenas en Tatooine, a pesar de su paso fugaz por la pantalla. De todos los aliens que disfrutaban tomando sus copas y acordando sucios negocios en la cantina, Ellorrs Madak es de los que nos parecen más "familiares" debido a que su aspecto nos recuerda de inmediato el clásico aspecto de los extraterrestres en la ciencia ficción más tradicional: cabezones, ojos rasgados, piel verdosa o grisácea, ausencia de nariz, manos de alargados dedos... vamos, uno de los "grises" de los de toda la vida. Y es que este Madak es un Duros, una especie alienígena con esa pinta y especializados en los viajes hiperespaciales, la actividad con la que más disfrutaban, y que impulsó a este Duros en concreto a convertirse en contrabandista y, por lo visto, enemigo del Imperio
Su aspecto, a pesar de la limitadísima articulación, está muy logrado, con unas increíblemente esculpidas manos de largos dedos (la derecha puede sostener sin problemas su arma) así como su calva y alargada cabeza sin nariz y largo mentón, un rostro de gesto adusto sólo iluminado por sus ojos amarillos con una línea horizontal en el centro. Su uniforme es un traje espacial blanco con un cuello que parece diseñado para que en él encaje una escafandra, lleno de pliegues y rugosidades y con el único colorido de unas botas negras que en la de la derecha incluye una pequeña cartuchera para guardar su pistola láser, discreta y muy bien ejecutada. Sus brazos, en lugar de caer inertes y rectos a ambos lados del cuerpo, adoptan un acetado gesto que le otorga algo de dinamismo a la figura.
A la espera de una (improbable) actualización de este personaje por parte de Hasbro o que afronte la realización de su esposa y acompañante en la cantina, Baniss Keeg, nos quedamos con esta figura para engrosar nuestras filas de alienígenas integrantes de la siempre en expansión colección de razas y seres de nuestra galaxia favorita.
David

martes, 25 de septiembre de 2012

FLASH (WALLY WEST) (DC UNIVERSE: INFINITE HEROES)

Parte del Three Pack Set Nº2, Wave 1, 2008.
Si cuando hablé de Blue Beetle loaba esa figura pese a lo anticuado y simple del diseño de estos Infinite Heroes de Mattel y la consideraba una divertida y satisfactoria figura, en un personaje como Flash tales características no son suficientes y este personaje merecía (y necesitaba) un mejor uso de la tecnología y un diseño más moderno en cuanto a la elaboración de figuras de acción de 3 3/4 pulgadas.
No es que sea un desastre, pero Flash es un peso pesado del Universo DC, y un diseño más elegante y estilizado y una articulación más completa y desarrollada nos hubiese otorgado una figura más dinámica y capaz de adoptar poses de acción más propias de la supervelocidad del personaje.
Flash, en concreto Flash III, sí que se nos presenta muy bien decorado, con el llamativo uniforme rojo del superhéroe titular del nombre. Aunque hubiese sido incapaz de distinguirlo si no me lo dijesen, el hombre que se esconde detrás de la máscara es Wally West, el primer Kid Flash (aunque no soy un experto en DC Comics, es de obligado conocimiento para mí gracias a su etapa en los Nuevos Titanes del genial George Perez) y el tercero en adoptar el nombre de Flash. Y encima de ese uniforme rojo tenemos el inconfundible símbolo del superhéroe en su pecho con un tamaño perfecto (el rayo amarillo enmarcado en un círculo blanco) y detalles en amarillo en la cintura, muñecas, botas y los rayitos de la cabeza.
La musculatura está bien ejecutada, aunque los brazos parecen demasiado voluminosos en comparación con el resto de la figura, al igual que las manos, demasiado grandes y semiabiertas, como si estuviesen diseñadas para agarrar algo. Hubiesen quedado mejor si las hubiesen echo con el puño cerrado, en un gesto más propio de un corredor. El rostro, pese al pequeño tamaño de estas figuras, está bien conseguido y con una expresión (lo que nos deja ver la máscara) seria y adusta. El gran handicap de la figura es la articulación, con sólo diez puntos y sólamente "de bola", la más moderna y adaptable, en los hombros. Ni comparación, por supuesto, con el velocista de Marvel que vimos hace un tiempo aquí, Mercurio.
Mi ejemplar estaba incluido en un pack de tres figuras en el que le acompañaban Mirror Master y Weather Wizard, que por lo visto son villanos. Pero antes que saliese ese pack al mercado Flash fue comercializado en su propio blíster individualizado con el Nº39 de la colección. En cualquier caso, es una figura que se enmarca en los estándares de la colección Infinite Heroes de Mattel, ni más ni menos, y es bueno tenerla en las filas de nuestros héroes DC de nueve centímetros de alto, aún más siendo un personaje tan emblemático. Pero hasta que tengamos una versión más moderna y capaz de competir con los productos de Hasbro, nos tendremos que conformar con este modesto Flash.
David

viernes, 21 de septiembre de 2012

CAPTAIN MARVEL (MARVEL UNIVERSE)

Basic Figures, Collection 12, Series 3, Wave 1. Nº001, 2011.
Pese a todo el potencial del personaje, y pese a llamarse como la compañía de comics a la que pertenece, el Capitán Marvel ha sido siempre un segundón. Y eso pese a haber sido creado por el jefazo Stan Lee, formar parte del grupo de superhéroes por excelencia de la casa, Los Vengadores, haber disfrutado de colección propia en diversas ocasiones y haber pasado por las manos de uno de los más grandes en ésto de los comics, Jim Starlin.
Fue el principal héroe cósmico de Marvel Comics hasta la llegada de otros como Quasar o Adam Warlock, y le tengo un especial cariño a este personaje a raíz de haber caído en mis manos a muy temprana edad el legendario comic en el que Rick Jones se hace con las Nega Bandas y consigue intercambiarse con el hasta entonces atrapado en la  Zona Negativa Capitán Marvel. En ese comic aparece el Capitán en todo su esplendor con su nuevo y, muy moderno para la época, uniforme y se establece la trama que une su existencia a la de Rick Jones. Aparte de su formidable guión, lo que siempre ha quedado marcado en mi memoria es el espectacular dibujo de Gil Kane, lleno de potencia, moderno para los estándares de la época, poblado de escorzos imposibles y de una llamativa y estilizada forma de plasmar la anatomía.
Así que era obvio que una figura de Mar-Vell (el verdadero nombre del superhéroe, un alienígena kree) iba a ocupar un lugar preferente en mi colección. Hasbro plasmó muy bien el brillante uniforme del Capitán con la sencilla combinación de los colores rojo y azul y en el que destacan los detalles en amarillo: la estrella de ocho puntas en su pecho y las dos Nega Bandas en sus muñecas. El rostro es muy bueno, con mucho carácter incluso en la mitad superior del mismo oculta por la máscara, y como no está presente su característico, ondulado y rubio cabello.
La figura parece más estilizada de cintura para abajo que en su mitad superior, más musculosa y voluminosa. Hubiese preferido que en su totalidad hubiese sido más grácil y estilizado, tal cual lo plasmara Gil Kane, pero el resultado final es aceptable. La articulación asciende a dieciséis puntos, mezclando la moderna "de bola" y la algo más anticuada "de bisagra" como en el caso de sus codos. En todo caso, la movilidad de sus brazos no es total a lo que se suma que quizá son un poco cortos, lo que nos impide que Marvel puede ejecutar su famoso gesto de cruzarlos y chocar sus bandas para intercambiar su lugar con Rick Jones. A pesar de esos detalles, se trata de una figura con su buena cantidad de majestuosidad gracias en gran parte a su uniforme y a la expresión de su rostro de la que emana un gran poder. El usual accesorio que incluye, como sus compañeros del Marvel Universe, es un soporte personalizado con su nombre y número de colección.
El triste final del Capitán Marvel, magistralmente contado por Jim Starlin, aparte de otorgar un fondo más épico y dramático al personaje, no ha sido obstáculo para que resucitase en alguna que otra ocasión. Desconozco la suerte actual del personaje, pero siempre lo he considerado como un candidato, nunca ponderado por los mandamases de la compañía, a ser uno de los pilares de Marvel Comics. Caramba, un tipo que llegó a ostentar el cargo de Protector del Universo (cargo que tras su muerte fue concedido al soso de Quasar) así debería mercerlo.
David

miércoles, 19 de septiembre de 2012

CLONE TROOPER (BETRAYAL ON FELUCIA) (STAR WARS: 30th ANNIVERSARY COLLECTION)

Figura perteneciente al Battle Pack exclusivo Betrayal On Felucia, 2007.
Este Clone Trooper formó parte de un pack de nada menos que cinco figuras (¡al increíble precio de 19,99 dólares, algo impensable en estos momentos!) que ilustraba la emboscada y asesinato de la jedi Aayla Secura (...sí, se llamaba así...) en el planeta Felucia (¡en serio, ese es el nombre del planeta!), ésto es, acontecimientos desarrollados en el Episodio III.
Junto a la propia Secura y al famoso comandante Bly, otros tres clones formaban parte de la escena. En su traslación a figuras de acción, había diferencias entre esos tres clones: uno tenía casco extraíble y revelaba su rostro de clon debajo del mismo, y los otros dos no (¡gracias, Hasbro!). Y este es uno de esos clones sin rostro, es decir, al estilo clásico de figuras de troopers de Star Wars.
Lo curioso de este clon es que, pese a no ser un comandante, comparte aspectos del uniforme del mismo que otros troopers no tienen. En concreto, el faldón que los expertos denominan kama, la hombrera con los colores del rango o del regimiento al que pertenece y la forma en que están distribuidos los detalles de color a lo largo de la armadura del soldado, propios totalmente del uniforme de los comandantes clon de armadura Phase II.
Como ambos elementos del uniforme, la kama y la hombrera, se pueden retirar de la figura tenemos una buena cantidad de accesorios, ya que además de ellas tenemos dos pistolas láser DC-17 y un fusil láser DC-15. Ambas pistolas encajan elegantemente en las dos cartucheras incluidas en el cinturón que está unido a la kama, y ambas junto al fusil presentan un bonito aspecto con toques metalizados en su decoración. No son simples pedazos de plástico negro, y el DC-15 es mucho más estilizado que los rifles del mismo tipo incluidos en las figuras de la colección Revenge Of The Sith de 2005.
El faldón, la kama, está excelentemente decorado, con restos de uso y suciedad, y en la hombrera y a lo largo de la figura podemos apreciar los toques de color amarillo que denotan su adscripción al batallón al mano de Bly. La hombrera, en otro dato curiosísimo respecto a esta figura, está al revés, sobre el hombro derecho en lugar del izquierdo (como es normal en los comandantes). Supongo que se trata de una decisión encaminada a distinguir a estos soldados de los militares de mayor rango.
Trece son los puntos de articulación de la figura, estando exento solamente del de la cintura, supongo que requisito necesario para que la misma sea lo suficientemente estrecha para poder utilizar el accesorio del cinturón/kama extraíble y que quede perfectamente ajustado a la figura y no sea demasiado abultado. Otro tanto pasa con el casco: al no tener una cabeza humana debajo, el tamaño es el exacto, con la proporción adecuada al resto del cuerpo.
Una excelente figura, con el atractivo innato de la armadura de los clone troopers Phase II, en especial el casco precedente inmediato de los stormtroopers, con el interés añadido de añadir a nuestras colecciones otra variante en cuanto a colores y batallones en el ejército de la República y encima participante directo de la purga derivada de la Orden 66. ¿Quién da más?
David

lunes, 17 de septiembre de 2012

BLACK WIDOW (GRAPPLE BLAST) (THE AVENGERS: MOVIE SERIES)

Basic Figures, Series 3, Nº14, 2012.
¿Ya he comentado alguna vez lo excepcional que es la película de Los Vengadores? Y la respuesta de Hasbro en cuanto a figuras de acción de 3'75 pulgadas no se queda corta en cuanto a sensacionales productos. Y uno de los más destacados es la esperadísima versión en plástico de la versión cinematográfica de Natasha Romanoff, la Viuda Negra, ya que la versión más ligada a su apariencia en los comics formó parte de la colección dedicada al Marvel Universe.
Sencillamente, esta Black Widow es una gran figura, pese a los cuatro problemas que tiene. En cualquier otro caso, cuatro inconvenientes serían demasiados para una sola figura, pero la excepcional escultura que ha conseguido Hasbro nos hace olvidarnos de esos problemas y calificarla con muy alta nota. Para ir raudos y veloces vamos a exponer rápidamente esos cuatro problemillas: su mano izquierda es incapaz de sostener la pistola con lo que tenemos dos armas y sólo una mano operativa; extrañamente, carece de articulación en la cintura y/o torso; viene acompañada por un enorme y feo pedazo de plástico para que los críos se saquen los ojos con el proyectil que puede disparar (de ahí el horroroso Grapple Blast que acompaña al nombre) en lugar de un buen y realista accesorio y en Hasbro pensaron que la Viuda Negra podría cargar a sus espaldas esa mole de plástico gracias a un agujero para encajarla, al puro estilo G.I. Joe. De ahí ese agujero en la parte trasera de la figura.
El resto son sólo parabienes para esta obra. Una escultura femenina y atractiva, casi diría que poco apropiada para los más pequeños (cosa que Hasbro compensa con ese desproporcionado arpón de juguete), un rostro espléndido y totalmente fiel al aspecto de Scarlett Johansson que supera al fin el problema de Hasbro para realizar rostros femeninos y, en general, aquellos que replican a conocidos actores y actrices en sus figuras de acción. Ningún problema, por otra parte, en cuanto a alienígenas, monstruos, personajes con casco y rostros inventados (como en los G.I. Joe). Es un rostro atractivo que replica en tan pequeña escala sus característicos labios y nariz y culmina con una melena estupendamente esculpida, llena de rizos y volúmenes.
El ajustado uniforme de S.H.I.E.L.D. está pintado en un brillante negro adornado con finas líneas grises a lo largo del mismo y se complementa con estupendos detalles como las muñequeras a base de pequeños tubos que presuponemos llenos de artilugios y armas de la Viuda Negra, el logo de S.H.I.E.L.D. en plateado en ambos brazos y el cinturón con dos cartucheras donde la Viuda puede guardar sus dos pistolas.
Para culminar la figura, ésta posee quince puntos de articulación entre los que hay que destacar el uso de la articulación de bola en los muslos, cosa poco habitual en las figuras femeninas de Hasbro. Su capacidad para adoptar múltiples posturas es grande, es muy dinámica, lo apropiado para un personaje con una enorme agilidad y entrenamiento deportivo, lástima la mencionada carencia de articulación en la cintura pero incluso pensándolo bien puede que eso estropease la estupenda escultura y el diseño del uniforme en esa zona. Y, de nuevo, es lastimoso ese agujero de la espalda que rompe totalmente la armonía del cuerpo de la figura.
He leído por ahí, en fuentes norteamericanas, que es un producto difícil de conseguir y su distribución es muy escasa. Yo lo conseguí fácilmente al echar un vistazo a la sección de juguetes de un conocido centro comercial y a un precio que considero asequible (poco más de diez euros). No sé si fue suerte o que la distribución por aquí es mucho mejor, pero en un caso como en el otro, no es una figura que haya que dejar pasar si se topa uno con ella!
Valoración:
David

viernes, 14 de septiembre de 2012

R-3PO (STAR WARS: 30th ANNIVERSARY COLLECTION)

Exclusive Droid Factory Two-Packs, Collection 0, Nº3 of 6, 2008.
Los últimos estertores de la estupenda 30th Anniversary Collection estuvieron protagonizados por una exclusiva de Hasbro concedida a una cadena de grandes almacenes norteamericanos compuesta por seis packs de dos figuras y una pieza adicional para construir, con esas seis piezas, un droide (en concreto, C-3PX). El resumen de esa maniobra comercial es sencillo: tenemos un total de doce figuras generalmente muy buenas, el primer ejemplo de la política que Hasbro utilizó en su línea de Figuras Básicas en la Legacy Collection de 2009 denominada Build-A-Droid en la que se podían construir diversos (y muy buenos) droides a base de las piezas incluidas en cada una de las figuras, y la constatación de que pese a ser una exclusiva, se podían (y pueden) conseguir fácilmente online, como es usual.
Y una de esas figuras incluidas en los two-packs fue este excelente droide de protocolo, R-3PO, que aparecía fugazmente en El Imperio Contraataca, en las escenas que se desarrollaban en Hoth durante el ataque imperial a la Echo Base rebelde. Por tanto, esta unidad 3PO pertenecía a la Alianza Rebelde
Es una figura muy bonita y llamativa, con un color rojo sólo interrumpido por el amarillo de sus sensores visuales y los diversos colores presentes en el cableado de su cintura. No deja de llamar mi atención que, en un entorno como Hoth y la Echo Base, los rebeldes tuvieran droides de un llamativo color rojo, todo un desafío a las reglas del camuflaje, más aún en el caso de la Alianza que se estaba escondiendo de las sondas del Imperio.
R-3PO utilizaba el molde que Hasbro usó por primera vez para el C-3PO (with Ewok Throne) de la Saga Collection de 2006, una muy buena figura, proporcionada y bastante detallada, y con una aceptable articulación para este tipo de figuras, ocho puntos, pero que pronto palidecería comparándola con los catorce puntos que agraciaban a los droides de protocolo pertenecientes a la citada línea de Build-A-Droid tan sólo tres años después. Eso que pierde R-3PO en comparación, por ejemplo, con el U-3PO de 2009, pero que gana en la aparente solidez que puede disfrutar al venir ensamblado de fábrica.
En cualquier caso, se trata de una muy buena figura en la que destaca el bonito contraste entre el rojo del cuerpo y el amarillo de los ojos, que venía acompañado de una estupenda versión de Han Solo con su atuendo de Hoth (en algún momento la veremos por aquí), y ya imprescindible en los dioramas de Hoth, para los fans de los droides de protocolo o en el estante de figuras pertenecientes a El Imperio Contraataca.
David

miércoles, 12 de septiembre de 2012

DEADPOOL! DEADPOOL! DEADPOOL! (X-MEN ORIGINS: WOLVERINE / MARVEL UNIVERSE)

O lo que es lo mismo en España, ¡Masacre! El mercenario mutante bocazas es un personaje de indudable atractivo que se ha hecho un (importante) hueco en el Universo Marvel tras su nacimiento en medio de la vorágine de explosiones, paramilitarismo y sangre, mucha sangre, que fueron las colecciones de mutantes en los 90. Masacre sobrevivió a esa década pese a ser un paradigma de la misma, pero su tremendo carácter le hizo persistir frente a otros personajes de no tan gloriosa o recordada trayectoria. Y eso pese a haber sido creado por Rob Liefeld, de lo poco bueno que hizo en Marvel... Para celebrar a Deadpool, o Wade Winston, por primera vez en el blog vamos a ver un análisis comparativo de tres figuras del mismo personaje, las más recientes creadas por Hasbro dedicadas al mercenario (entre 2009 y 2011)!
X-MEN ORIGINS: WOLVERINE. Basic Figures, Comic Series, 2009.
Y la primera a la que nos acercamos pertenece a la colección lanzada al mercado para aprovechar la película dedicada a Lobezno en la que Deadpool recibió un buen empujón a su popularidad al ser incluido como destacado personaje, aunque sin ser tan bocazas y entrañable, y ni rastro tampoco de su característico uniforme. Pero Hasbro decidió sacar una figura tal cual la conocemos en los comics, con ese inconfundible disfraz rojo y negro y su máscara que no ha sido obstáculo para que los mejores autores que han tratado al personaje hayan demostrado lo expresivo que es.
Bastante bien dotado de accesorios, Wade venía acompañado de sus dos espadas, una pistola que encajaba en su cartuchera unida a su muslo, una metralleta, un arnés unido a su cinturón y un arma oriental de tres hojas llamado sai. Dieciséis puntos de articulación bendecían a la figura y la hacían bastante dinámica, pero el diseño de Hasbro sufría de endeblez, quizá debido al plástico usado o a unas articulaciones no lo suficientemente fuertes, y al poco de usarla perdía bastante consistencia sobre todo de cintura para abajo.
Los diseñadores se quedaron a medio camino con la combinación de cinturón y arnés: no parece acabado del todo, ya que el arnés sólo es de color gris y en su parte posterior tiene pegadas las dos vainas, bastante toscas y abultadas (sobresalen en exceso por todos los lados de la figura) sin ningún tipo de decoración, mientras que el cinturón posee la hebilla que siempre luce el personaje y varios bolsillos y compartimentos no del todo bien pintados.
Este primer Deadpool se nos revela como un primer esfuerzo por parte de Hasbro correcto, pero no perfecto del todo. En cualquier caso, era estupendo tener a un Masacre sacado directamente de los comics y no con su apariencia (que también tuvo su correspondiente figura) de la película.
X-MEN ORIGINS: WOLVERINE. Deluxe Series, 2009.
Hasbro, en la colección dedicada a Wolverine, lanzó una Deluxe Series compuesta por combinaciones de dos figuras, algunas de ellas con algún movimiento mecánico para hacerlas más jugables (lo que los yanquis llaman action features), o combinación de una figura con un gran accesorio. En el caso de Deadpool, le acompañaba un enorme y feo cañón, como no, rojo.
Pero lo realmente sorprendente de esta figura era que, pese a ser de la misma colección, era prácticamente nueva respecto a la que vimos anteriormente. Un nuevo molde fue utilizado, y pese a disfrutar de los mismos dieciséis puntos de articulación era una figura más fuerte y sólida solventando el problema de extremidades débiles del anterior Masacre. Además, su uniforme estaba mejor pintado, con más textura, presentando claras distinciones en detalles como las muñequeras y botas, y la musculatura del personaje más definida.
Su cabeza también era distinta, un poco más grande y alargada, con mayores y más afiladas manchas negras en torno a los ojos, y una barbilla más puntiaguda, dándole más expresividad y pudiendo intuir bajo la máscara un rostro de ceño fruncido y obteniendo en general una figura más agresiva.
El cinturón y el arnés eran también nuevos, más detallados y con más estilo, predominando esta vez un tono plateado, además de estar más ajustados y entallados a la figura. Y mirando por detrás a Masacre podemos apreciar dos nuevas y estupendas vainas para sus espadas, esta vez sí detalladas y esculpidas además de ajustadas a la silueta de la figura, no sobresaliendo de la misma de forma antiestética.
Como curiosidad, en 2011 Hasbro comercializó un Team Pack con tres figuras, Lobezno, Warpath y Deadpool como componentes de X-Force (¿en qué supergrupo Marvel no ha estado Lobezno?... Qué cansino... ¡Seguro que ha estado incluso en los Power Pack!). Para ello, utilizaron esta misma figura de Deadpool, pero repintada en negro y gris. Toda una curiosidad, pero sin mayor interés.
Pese a incluir como accesorios sólo dos (nuevas) espadas (y el enorme cañón) y tener una mano derecha inservible, tan abierta que no puede sostener la espada, esta figura fue un gran paso adelante respecto a su inmediata antecesora, un magnífico producto de Hasbro, con la carencia eso sí de alguna arma de fuego, de las que tanto gustan a Deadpool. Pero, ¿Hasbro podría mejorar aún en sus esfuerzos por crear al Masacre definitivo de 3'3/4 pulgadas?
MARVEL UNIVERSE: Greatest Battles (Comic-Pack) Nº36. Collection 7, 2011.
Pues si no lo consiguió mejorar, estuvo cerca de conseguirlo con esta figura incluida en un comic-pack junto a Taskmaster, villano que ya vimos en el blog hace un tiempo.
Se trata del mismo molde utilizado para la figura básica de X-Men Origins: Wolverine, pero con nuevas manos y el rostro pintado de nuevo, al igual que el uniforme, que parece mejor y más rico en detalles que el primero, resultando una figura casi idéntica pero aparentemente más sólida y armónica.
Hasbro consiguió una estupenda expresión en el rostro gracias al distinto tratamiento de los ojos y las manchas negras de la máscara, resultando un ojo más cerrado que el otro en un típica expresión del personaje directamente extraída de los comics. ¡Bravo!. Otro pequeño detalle hace a esta figura grande y le otorga una gran cantidad de carácter y expresividad, y es el pequeño meñique extendido en su mano derecha en un gesto de chulería y despreocupación en medio de la batalla. ¡¡Bravo!! Pura esencia Deadpool.
Además, tiene nuevos cinturón y arnés, esta vez en un estupendo color marrón que combina muy bien con el uniforme. Son accesorios más realistas que los anteriores, más sencillos pero efectivos. Las espadas en esta ocasión son las mismas que las incluidas en la primera figura pero aún más ocultas y que en la segunda, en una conjunción más elegante con el personaje, pese a carecer de vainas y estar prácticamente descubiertas en su espalda. Como gran sorpresa y excelente accesorio, podemos encontrar un cuchillo de perfectas proporciones (a veces estas pequeñas armas son eso, demasiado pequeñas) oculto en la parte trasera de su cinturón. Para culminar su arsenal, una pistola que, ay, no encaja en la pistolera de su muslo.
Ese problema con la pistola no es el único de este Masacre. Al recuperar el molde de la primera figura, perdemos en estabilidad debido a las algo endebles y mal posicionadas piernas. Como juguete capaz de soportar todo tipo de ataques por parte de un crío, éste es peor producto que la sólida figura Deluxe de 2009, pero como figura de colección en general es la mejor de las tres, con un aspecto y unos accesorios fantásticos!
David