martes, 28 de febrero de 2012

BOM VIMDIN (CANTINA PATRON) (STAR WARS: THE VINTAGE COLLECTION)

Basic Figures, VC53, 2011.

Hay dos momentos relacionados con el coleccionismo de figuras de acción de Star Wars que son siempre motivo de gozo: recibir una nueva figura basada en los habitantes del palacio de Jabba el Hutt o un nuevo alienígena de los muchos parroquianos de la cantina de Mos Eisley, una de las escenas más apreciadas y recordadas por los fans del Episodio IV. Y que aún continúa siendo una cantera de personajes para posibles figuras de acción, ya que ni mucho menos cada uno de los alienígenas allí presentes han tenido su contrapartida en plástico.Y el conocido como Bom Vimdin, de aparición fugaz en pantalla, ha recibido al fin su versión en 3,75 pulgadas, un diseño espectacular que nos revela como es este personaje en su totalidad y que nos ayuda a completar los dioramas o las estanterías dedicadas a la cantina más animada de Tatooine.
Tremendamente armado con una pistola láser y un rifle de francotirador, Vimdin se nos revela como posiblemente un mercenario (luego confirmado en la Wookiepedia) aunque aparenta ser algo más bajo de lo que se podía esperar (según esa misma fuente, alcanza los 1'80 metros). El trabajo en su rostro es espectacular, un alien temible de grandes ojos negros, orejas puntiagudas (se asemeja un tanto a un perro de la raza Puck...) y un cuerno en su frente. El resto de su uniforme también está trabajado de forma increible, las doblezes de las mangas de tela de su camisa, el chaleco de resistente aspecto adornado con tachuelas puntiagudas de metal, un cinturón y cartuchera que es una pequeña obra de arte de detalle y colorido, y lo mismo se puede aplicar a sus botas. Además de sus armas, incluye como accesorio un vaso, imprescindible para las figuras que se sitúan en la cantina de Chalmun.El único inconveniente es su aspecto general de cuello hacia abajo; el acabado es perfecto, como ya he dicho, pero demasiado "humano", no termina de encajar a la perfección con su bizarro rostro. Evidentemente Hasbro reproduce lo que existía en su momento para la película, un tipo con mascara de goma y poco más, pero la traslación al plástico no termina de conseguir que ambas partes encajen a la perfección, quizá podían haber dejado volar un poco la imaginación y aderezarlo con algún detalle físico que le de un aspecto más "de una galaxia muy lejana". Al menos esa es mi experiencia, no termino de asimilarlo en su conjunto. Pero lo dicho, la ejecución técnica y el resultado final es impecable.
Este comentario sobre Bom Vimdin marca el fin de una época en Figuras de Acción A Go-Gó y el inicio de una muuuucho mejor: estreno una nueva cámara de fotos y a partir de la próxima reseña los retratos de estos pedazos de plástico serán mucho mejores!
David

jueves, 23 de febrero de 2012

UHURA (STAR TREK: GALAXY COLLECTION)

Basic Figures, 2009.
Oh, la controvertida colección de figuras comercializadas por Playmates en 2009 con motivo del estreno de la hasta ahora última y fenomenal película de Star Trek. Odiadas por muchos, estas figuras se pueden conseguir casi regaladas en eBay o en alguna gran superficie que rebaje aquellos productos de escasas -o nulas- ventas.
Claramente orientadas al mundo del coleccionista (¿habrá algún crío interesado en jugar con la figura del anciano Spock, o la del dicharachero Scotty?), las figuras de Playmates se dividían en tres colecciones diferenciadas por tamaños, 3'75, 6 y 12 pulgadas. Coherentemente con el resto de mi colección, me decanté por las más pequeñas, y el resultado final no es tan malo como se podía esperar.Por supuesto no llegan al nivel ofrecido por Hasbro o Mattel en sus figuras de acción, pero es agradable tener reproducciones en plástico de esos personajes, con un resultado que oscila entre bueno y regular. En general son figuras un poco hieráticas, de fríos rostros, hechas de un plástico algo endeble y con moldes del cuerpo poco detallados, pero con aceptable articulación y acertados rostros (pese a esa "frialdad" generalizada). Hoy nos acercamos a la experta en comunicaciones Uhura, con un muy buen parecido con la actriz que le dio vida pero debido a su grácil figura Playmates decidió no otorgarle toda la articulación que empleó en el resto de la colección (¡Oh, vaya! Casi todas las figuras femeninas actuales de Star Wars disfrutan de una articulación mucho más completa), limitándose a nueve puntos y obviando aquellos situados en la cintura, codos y muñecas debido a, como se puede apreciar, unos brazos excesivamente delgados.
Como he dicho, la figura es grácil y femenina, y su uniforme tiene un color muy apropiado y en él destaca la insignia plateada de la Flota de la Federación de Planetas. Como accesorios incluía un soporte (que se podía transformar en una insignia de tamaño "real"), la pistola láser y un cinturón (con cartuchera funcional) difícilmente extraible, todos ellos idénticos al resto de figuras de la colección pertenecientes a la Federación. Además, y dependiendo si la figura se comercializaba en Europa o en USA, como bonus incluía una parte del puente de mando del Enterprise o de la sala de teletransportación.
En resumen, una figura agradable que luce bastante bien junto a sus compañeros de colección y que disfruta de uno de los rostros más conseguidos de todos ellos.

Nota:
  
David

miércoles, 22 de febrero de 2012

NABOO ROYAL GUARD (STAR WARS: THE VINTAGE COLLECTION)

Basic Figures, VC83, 2011.

Echamos un último vistazo a otra figura basada en un personaje de La Amenaza Fantasma y en esta ocasión se trata de un producto de total actualidad, una de las figuras comercializadas por Hasbro en diciembre de 2011 dentro de la serie de The Vintage Collection dedicada al Episodio I que acompaña al resto de productos de Hasbro plenamente centrados en apoyar/aprovecharse del estreno en 3D del film.Y esta es una figura esencial para los coleccionistas, por fin Naboo dispone de soldados plenamente articulados y con los requisitos mínimos en cuanto a decoración y fidelidad con la película que Hasbro aplica para el resto de sus productos de la franquicia de Star Wars. Hasta ahora el soldado de Naboo más reciente pertenecía a la Saga Collection de 2006 (y con una versión en otro color en la 30th Anniversary Collection), básicamente un tipo con pijama amarillo (o rojo), con casco extraible y una pistola láser excesivamente grande. En 2008 salió a la venta el Capitán Typho, que aunque pertenecía al Episodio II era la versión más actualizada de un militar del planeta Naboo. Y ahora llega esta estupenda figura, que pese a no ser denominado como Naboo Soldier, sino pertenecer a la Guardia Real, en esa Guardia recae gran parte de la acción contra los droides de combate en el asalto al palacio real.Decorado y pintado estupendamente, con su uniforme rico en detalles y dobleces del tejido, con un magnífico casco extraible que tiene el tamaño adecuado para encajar como un guante en su cabeza, y también con una pistola con el tamaño correcto (la pistola láser S-5) que además encaja en su cartuchera y con la guinda del pastel que ponen los catorce puntos de articulación de rigor, podemos decir que en cuanto a su rostro, el Guardia Real de Naboo está agraciado con uno con un cierto toque latino, quizá italoamericano, que hace difícil construir un pequeño batallón con la suficiente variedad (con el casco puesto no hay problema) pero tiene sentido ya que los habitantes del melifluo planeta de Naboo son como los europeos de la galaxia de Star Wars, ¿no?
David

viernes, 17 de febrero de 2012

R2-X2 (STAR WARS: LEGACY COLLECTION)

Basic Figures, Series 12.5, BD52, 2009.

Ah, como adoro estos pequeños pedazos de plástico. Su variada tipología y decoración hace del hecho de coleccionarlos una adictiva afición y más aún si Hasbro comercializa ejemplares como R2-X2, oscuros personajes de la Trilogía Original de anecdótica presencia en la pantalla (luego con una historia propia desarrollada gracias al Universo Expandido) que se benefician del mejor de los moldes posibles para los droides astromecánicos y con el añadido de haber recibido el tratamiento "de lujo" de ser incluido en la línea de las figuras básicas, en lugar de pertenecer a un Battle Pack o similar o de ser una de esas (por otro lado, fenomenales) figuras construidas por partes (los Build-A-Droid de 2008 y 2009). Y es que no es tan común que Hasbro ponga a la venta un droide astromecánico como figura básica con su propio blíster pese a la popularidad de estos modelos de droides.Este pequeño pertenece a la línea de modelos R2, es decir, los mejores y más eficientes de estos androides multiusos, y su presencia en la Saga se remonta al Episodio IV, Una Nueva Esperanza, como acompañante del piloto del Ala-X Rojo 10, y se puede ver brevemente en pantalla en los hangares de la base de la Alianza Rebelde en Yavin IV previamente a la batalla donde se destruye la primera Estrella de la Muerte. Una pequeña controversia sobre este modelo surgió hace años entre los fans, en concreto sobre su color ya que Hasbro lo puso a la venta con su cuerpo de color negro, pero esta actualización lo corrige y lo vemos en todo su verde esplendor, que contrasta fenomenalmente con su domo blanco con detalles en verde que rodean su visor además de líneas a lo largo del citado domo y detalles en gris metálico en todo su cuerpo. Colores magníficos y resplandecientes, Hasbro sin duda se esmeró en su diseño y aplicación.Como mencioné anteriormente, R2-X2 disfruta del mejor de los moldes hasta el momento destinado a los androides astromecánicos, el usado por primera vez para R4-G9 dentro de la colección de Revenge Of The Sith en 2005, es decir, seis puntos de articulación, "pierna" central retractable al girar su cabeza y ruedas verdaderas en el trío de "piernas". Todo ello hace de éste uno de los mejores droides astromecánicos hasta el momento y una figura imprescindible, sobre todo para los fans de la Trilogía Original.
David

miércoles, 15 de febrero de 2012

POWER MAN & IRON FIST (MARVEL UNIVERSE)

Greatest Battles (Comic-pack) Nº79. Collection 8, 2011.

Uno de los mejores productos puestos a la venta por Hasbro en 2011 pertenecía, como se podía adivinar, a su línea dedicada al Universo Marvel, pródiga en grandes figuras muy articuladas y de un aspecto, usualmente, inmejorable.
En un two-pack de lujo acompañado por un comic, Hasbro nos ofreció una de esas parejas que en el corazoncito de los aficionados más veteranos tienen un hueco asegurado. La pareja de superhéroes más cool y funky de los 70 formada por el chulesco Power Man y el enigmático Iron Fist. O lo que es lo mismo, un supertipo eminentemente urbano cuyos poderes consistían en superfuerza y resistencia sobrehumana que simbolizaba el auge de la comunidad negra (eran los tiempos del Black Power, etc.) y su compañero de misteriosos orígenes, un maestro de las artes marciales con poderes sobrehumanos de origen místico (su poderoso Puño de Hierro) en una época donde el kung fu y relativos estaban plenamente de moda.Y que dos grandiosas reproducciones ha conseguido Hasbro, con un rostro muy expresivo en Luke Cage (Power Man) y vestimentas y complementos perfectamente reflejados en las figuras, con las cintas de la máscara y cinturón de Iron Fist mecidos una brisa imaginaria, aspecto dinámico muy necesario en un personaje como éste, una figura estilizada y grácil que gracias a sus 17 puntos de articulación puede adoptar las poses que un maestro de las artes marciales necesita. Y su compañero no se queda atrás, el señor Cage también disfruta de esos mismos puntos de articulación, en una figura que es el contrapunto de la de su compañero, masiva, sólida y poderosa.Sus uniformes reproducen todos aquellos aspectos que podemos recordar de sus antiguos comics (y que en mi caso, a pesar de poseer muy pocos ejemplares de los mismos en mi niñez, a base de releerlos una y otra vez, se me clavaron profundamente en la memoria) como pueden ser la diadema, muñequeras y cadena a modo de cinturón, todos de metal, de Power Man, su camisa amarilla de grandes cuellos (que invariablemente era destrozada varias veces por número por los disparos recibidos y era reemplazada por otra igual que guardaba en los archivadores de su oficina... Sí! Eran héroes con oficina, bebían café y ambos formaban parte de la agencia "Héroes de Alquiler"... qué tiempos!) y el disfraz amarillo y verde de Iron Fist y sobre todo su tatuaje de un dragón en el pecho. En definitiva, dos magníficas figuras de dos personajes queridos y emblemáticos, y que no puedo dejar de recomendar!
David

viernes, 10 de febrero de 2012

STAR WARS EPISODIO I: LA AMENAZA FANTASMA

Hoy es el día, el estreno oficial del Episodio I en 3D de la saga galáctica por excelencia, una máquina generadora de mitos modernos y cultura popular en activo desde 1977.
Han pasado casi trece años de su estreno inicial, y el paso del tiempo ha hecho cambiar muchas cosas en cada uno, pero algo de esa misma excitación permanece, esa misma emoción e intensidad que sólo Star Wars ofrece.
¡Bienvenida sea, pues, La Amenaza Fantasma!
David

jueves, 9 de febrero de 2012

CAPTAIN TARPALS (STAR WARS: EPISODE I)

Basic Figures, Collection 3, 1999.

Otro remarcable ejemplo de una fantástica escultura y decoración en una figura "arcaica" es este Capitán Tarpals. Hay que reconocer que en algunas ocasiones durante los años 90 e inicios de la siguiente década Hasbro daba en el clavo en el diseño y decoración de algunas de sus figuras de acción, sobre todo alienígenas (en realidad, sólo con los alienígenas) que compensaba en parte su escasa articulación. Son figuras que resisten el paso del tiempo más que dignamente gracias a su fenomenal aspecto.
Y este Gungan es uno de esos ejemplos, dotado de seis puntos de articulación pero que reproduce estupendamente al personaje del Episodio I, el bravo capitán del ejército Gungan que se enfrenta a los droides de combate, ejemplo de que no todos los miembros de su especie merecían ser pasados a cuchillo (es una broma, que no se enfanden los fans de los habitantes de los pantanos de Naboo...). El diseño de su rostro es muy bueno, adornado con un pequeño casco de combate, además de su vestimenta, una ligera armadura muy bien pintada que se complementa con sólidas muñequeras, un cinturón y una porción de la armadura que protege sus hombros de diseño asimétrico (pequeño detalle que otorga mucho dinamismo a la figura) que además es extraíble. Como accesorios, Tarpals incluye el soporte con el chip que incluía frases del personaje, habitual en la época, y una lanza también de original y trabajado diseño. Y, sobre todo, sus brazos están adornados detalladamente con los dibujos propios de la piel de estos especímenes. Una vez más, como decía cuando hablaba del Gungan Warrior, ¿por qué una figura de 1999 los tiene y una diez años más moderna no?Lo dicho, una sencilla pero efectiva figura, esencial para nuestros ejércitos Gungan (alguien tiene que dirigirlos, ¿no?) que, aunque decididamente anticuada, aún cumple con su papel más que dignamente.
David

miércoles, 8 de febrero de 2012

DARTH SIDIOUS HOLOGRAM (STAR WARS: LEGACY COLLECTION)

Basic Figures, Series 8, BD10, 2009.

Al igual que con el ya visto Gungan Warrior, este holograma es otra de las figuras integrantes de la serie dedicada a La Amenaza Fantasma que Hasbro puso a la venta dentro de su Legacy Collection en 2009. Una pequeña maravilla pero, ¿una figura de acción? ¿O un magnífico accesorio puesto a la venta como una figura básica?
Yo me quedo con la segunda opción. Y como tal accesorio, aunque comercializado de forma individualizada en su propio blíster, realmente era un producto destinado sobre todo a los coleccionistas y no a los compradores ocasionales, y por ello aún abunda y puebla las estanterías de las tiendas además de poder encontrarlo y comprarlo online a precios realmente irrisorios (mi ejemplar sin blíster me costó un euro, gastos de envío aparte!).
Aparte de esa debacle comercial por parte de Hasbro, es un artefacto magnífico, de diseño y decoración perfectas. Aunque el producto se denominó como el holograma de Darth Sidious, la estrella del pack es la silla mecanizada desde donde se proyecta el holograma; a pesar de su pequeño tamaño está bellamente decorada, emulando la escena de la película donde el lord Sith se dirige a sus aliados de la Federación de Comercio, y encima se ha conseguido el logro de que esté articulada lujosamente: ocho puntos de articulación en sus cuatro amenazadoras patas, cuatro por cada par. Su estabilidad y articulación permite incluso que se mantenga perfectamente sobre tres patas, emulando el caminar.El holograma es en realidad el complemento, una simple escultura en plástico azul transparente de Darth Sidious, que al unirla a la silla mecanizada constituye el noveno punto de articulación de la "figura" ya que puede rotar 360º sobre la misma.
Lo dicho, un accesorio perfecto para completistas que perfectamente hubiese formado parte de un pack completando a otras figuras, pero que gracias a la forma en la que fue comercializado ahora se puede encontrar de forma fácil y barata... Dios bendiga a Hasbro...
David

martes, 7 de febrero de 2012

TC-14 (PROTOCOL DROID) (STAR WARS: EPISODE I)

Basic Figures, Collection 3, 2000.

Los droides, tanto los destinados a todo tipo de labores, como los de protocolo en todas sus variedades y los droides astromecánicos son parte esencial del universo de Star Wars, con algunos ejemplares que todos conocemos con un papel importante en la Saga y, sobre todo, formando parte de un background riquísimo; en muchas escenas una variada tipología de ellos, de muchos tamaños y colores y servidumbres, pululan en un segundo o tercer plano, aportando mucha profundidad a las historias y ambientación de Star Wars (lo mismo se puede aplicar a distintos rangos de ejército y cuerpos de combate, y criaturas alienígenas).Precisamente el Episodio I sigue esa línea con algunos ejemplos de esos droides presentes en las escenas pero adolece de la riqueza de los otros filmes en cuanto a la cantidad de los mismos, tanto de los principales (R2-D2 es el único con un papel importante, la presencia de C-3PO es más bien anecdótica) como los secundarios, aunque cuando arranca el film parecía todo lo contrario, siendo una de las primeras escenas la interacción entre los dos Jedi y el droide de protoloco de femenina voz TC-14 en la nave de la Federación de Comercio.
Y en la línea de figuras que lanzó Hasbro en 1999 este TC-14 recibió algo de atención; es bueno, por supuesto, tener esta figura en la colección, pero está terriblemente anticuada y necesita una urgente puesta al día por parte de Hasbro. Aunque su aspecto plateado resplandece (y parece conservarse bien a pesar de los años pasados; recuerdo accesorios de Playmobil plateados que tendían a volverse verdosos) y contrasta estupendamente con sus ojos amarillos, en realidad no hay mucho más que destacar. Hasbro reutilizó el molde que venía utilizando desde la colección anterior, Power Of The Force, para los droides de protoloco para este TC-14, con sólo cinco puntos de articulación en hombros, piernas y cabeza (como las figuras vintage de los 80), aunque su estabilidad no es mala del todo y la escultura. Su accesorio tiene algo de gracia, la bandeja con la botella (extraíble) y los vasos que ofrecía a Qui-Gon Jinn y Obi-Wan Kenobi en esas escenas iniciales, también plateados.
A pesar de todo, nunca hay suficientes droides en nuestras colecciones, ¿no? Y mientras no exista esa mencionada puesta al día, tendremos que conformarnos con esta figura de doce años de edad.
David

lunes, 6 de febrero de 2012

QUI-GON JINN (STAR WARS: LEGACY COLLECTION)

Producto exclusivo para promoción por correo de Hasbro, 2009.
Ya sólo quedan cinco días, el viernes acontecerá el gran momento, el estreno en 3D de La Amenaza Fantasma, y sigo en Figuras de Acción A Go-Gó repasando algunas figuras basadas en personajes de este episodio y extraídas de varias de las colecciones que Hasbro ha puesto a la venta desde la fecha de su estreno original en 1999.
Y le toca el turno a otro personaje que se estrenaba para la saga galáctica en esa película, el maestro de Obi-Wan Kenobi, Qui-Gon Jinn, alguien con un papel clave en la saga ya que metió la pata hasta el fondo al ir en busca de un joven en el que la fuerza es muy poderosa... alto, mejor no cuento más, que puede ser que alguien no la haya visto!Esta figura de Qui-Gon es lo que puedes esperar de Hasbro para su línea de Star Wars en los últimos tres o cuatro años, y en especial en lo relativo a los Jedi de todo tipo y pelaje que ha ido produciendo. Es decir, articulación de lujo (catorce puntos para las figuras de Star Wars), estabilidad y capacidad para adoptar gran variedad de poses, un sable láser y combinación de ropajes de plástico y tejidos. En este caso dichos tejidos se circunscriben al faldón bajo el cinturón (que permite bastante movilidad) y al poncho apropiado para viajar por el caluroso y arenoso Tatooine. El resto del uniforme Jedi está elaborado en plástico con la ya rutinaria maestría de Hasbro para estas cosas, con especial detalle en las botas y cinturón, hechos en un plástico de color marrón más oscuro.En cuanto al rostro, eso ya es otra historia. Básicamente es un tipo con el pelo largo y barba, que bien podría ser Liam Neeson o un miembro de Lynyrd Skynyrd; el parecido con el actor es relativo, pero sirve bien a nuestros propósitos.Por último, señalar que esta figura, con esa especial característica de portar un poncho en lugar de su túnica pertenece a la escena en la que el maestro Jedi monta la criatura conocida como Eopie, y precisamente forma parte de una promoción especial para los coleccionistas norteamericanos en la que podían conseguir por correo a Qui-Gon Jinn de esa guisa acompañado de la criatura, siendo la misma figura, salvo la pintura y el poncho, que la incluída en el set Evolutions: The Jedi Legacy de la colección 30th Anniversary Collection de 2008.
David

viernes, 3 de febrero de 2012

OOM-9 (STAR WARS: EPISODE I)

Basic Figures, Collection 3, 1999.

Seguimos examinando más figuras nacidas para el universo de Star Wars en el Episodio I, y ahora le toca el turno a una tipología de droides de los muchos integrantes de los ejércitos de la Federación de Comercio, en concreto el designado OOM-9, comandante de los ejércitos invasores de Naboo. Básicamente el mismo droide de combate que el resto de los fabricados para esos ejércitos, se difiere en algunos detalles de su decoración, en concreto detalles en amarillo en su cabeza y un símbolo en su tórax que puede ser el indicativo de su rango, y se supone que también en su capacidad de razonamiento y su inteligencia; para ser comandante tendría que ser (supongo, vamos) un poco más capaz que el resto de sus poco avispados ejércitos.Otros dos detalles lo diferencian de forma importante respecto al resto de droides de batalla, en concreto dos accesorios: unos binoculares muy bien diseñados y decorados, y una antena de comunicaciones distinta a la de sus soldados, también situada en la espalda pero es una simple antena, sin estar unida a la típica mochila de los otros droides.Una muy buena figura, bien diseñada y equipada con accesorios, con nada menos que nueve puntos de articulación (todo un logro para 1999) pero con algunos problemas de estabilidad debidos a la combinación de piernas delgadas y pequeños pies (y a que no tiene articulación en los tobillos), pero que pese a los años sigue sirviendo bien a los propósitos de los coleccionistas. Pese a que la figura fue revisada en la línea de figuras de las Clone Wars basada en la serie de animación con buenos resultados (aunque algo menor en estatura que esta versión original) Hasbro, por supuesto, ha sacado una nueva versión del Battle Droid en la línea Vintage Collection para aprovechar el re-estreno de La Amenaza Fantasma, pero por ahora he de decir que no despierta mucho mi entusiasmo, así que por ahora estos viejos Battle Droids seguirán enfrentándose a mis Gungans...
David

miércoles, 1 de febrero de 2012

GUARDIAN (MARVEL UNIVERSE)

Basic Figures Nº31. Collection 5 (Series 1, Wave 5), 2009
Qué agradable es ser obsequiados por las compañías jugueteras con figuras de acción de personajes de (dicho sin ninguna intención despectiva) segunda fila. Guardian y su grupo, Alpha Flight, los superhéroes más importantes de Canadá, pese a su papel en muchas sagas de Marvel y a tener colección de comics propia (y a ser creados por el gran John Byrne) son de esos personajes de segunda fila, pero llenos de encanto y atractivo.
El citado
Guardian, su líder (también conocido como Vindicador... ¿qué demonios? ¿Quién diablos le dio ese nombre? ¿¿¿Qué significa
Vindicador???) es una figura extremadamente sencilla, sin accesorios ni adornos, pero francamente atractiva y brillante en su ejecución, sobre todo en el diseño y la pintura aplicada a su uniforme, inspirado en la bandera de Canadá. Un rojo brillante sobre un blanco matizado con toques de gris que dan relieve a los músculos y volúmenes de la figura. Efectivo y efectista, esos colores dominan toda la figura salvo la pequeña parte del rostro no cubierto por la máscara y que revela un mentón recio propio de un héroe.El musculado héroe puede adoptar múltiples poses gracias a sus 16 puntos de articulación, pero en ocasiones puede no ser del todo fácil posicionarlo y que mantenga la estabilidad debido a que su pierna izquierda es muy ligeramente más pequeña que la derecha.Una pieza no demasiado fácil de conseguir ya que por lo visto las figuras integrantes de la wave 5 de 2009 no se beneficiaron de la mejor de las distribuciones, por lo menos son las que menos aparecen en el mercado. En todo caso, totalmente recomendable para poblar las estanterías con otro de esos héroes icónicos de Marvel y representativos de su patria. Sería magnífico que a Guardian pronto le acompañasen sus compañeros de Alpha Flight, sobre todo Puck... y Sasquatch... ah, y Shaman... y Estrella del Norte y Aurora...
Nota:
David