jueves, 5 de julio de 2012

GRAAK (STAR WARS: 30th ANNIVERSARY COLLECTION)

Basic Figures. Collection 7, Nº43, 2007.
¡Dos figuras por el precio de una! Y figuras totalmente nuevas, presentando nuevas versiones de dos adorables bolas de pelo, con la mejor de las articulaciones posibles para tan pequeños diseños, con accesorios estupendos... y por si eso no fuera poco, son personajes de la Trilogía Original. Tan fantástica política por parte de Hasbro ahora parece imposible, pero no hace tanto, en 2007, era una realidad. Y así, al bravo arquero Graak le acompañaba el guerrero indómito Romba (que muy pronto veremos por aquí).
Cuando visitó este blog el Chief Chirpa comentaba que sentaba un nuevo precedente para futuras aproximaciones en plástico a los pequeños habitantes de la luna de Endor. Y estos dos guerreros son prueba de ello, pero aún más perfeccionados que aquella figura de 2006. Ambos son casi el punto de partida para un goteo escaso pero constante de ewoks que Hasbro a ido comercializando, no tantos como muchos aficionados quisiéramos pero su indudable calidad compensa esa relativa escasez.
Graak es una pequeña figura, con la escala correcta para la raza de los ewoks, que en su exiguo cuerpo presenta nada menos que diez puntos de articulación, y en siete de ellos de la mejor posible, "de bola". Sólo en la cintura y las muñecas encontramos articulación "de corte". Su estabilidad es perfecta y puede adoptar multitud de dinámicas posturas que se combinan a la perfección con sus accesorios de combate.
La decoración es excelente, replicando en su cuerpo el pelaje de los ewoks, en su caso de un bonito tono oscuro salpicado de toques de gris (¿canas?) en el que destaca los detalles marrones de sus pezuñas de manos y pies, ojos, nariz y boca. Hasbro no se limitó a fabricar ewoks en serie cambiándoles el color de su pelaje y accesorios, sino que esculpió sus rostros para diferenciarlos y darles personalidad. En el caso de Graak nos encontramos con un adorable rostro en el que destacan sus brillantes ojos, como no podría ser de otra manera.
Sus accesorios son magníficos, pequeñas obras de precisión en esa escala: una capucha de fácil extracción unida a un carcaj en el que almacenan perfectamente las tres pequeñas flechas cuyo plástico, a pesar de su tamaño y aparente endeblez, no se doblan a la mínima presión ejercida sobre ellas. Es increíble que tan pequeños elementos estén esculpidos para darles la apariencia de armas propias de un pueblo ajeno a la tecnología. Lo mismo sucede con el arco, de aspecto rústico, pero cuyo único problema es que hubiese tenido mejor aspecto si su color hubiese sido marrón (como el de la capucha, por ejemplo) o, en todo caso, más oscuro que el plástico amarillo con el que fue fabricado.
Según algunas fuentes, Graak es la nueva versión del personaje en el que se basó la figura vintage de Lumat. Datos para el trivial de Star Wars aparte, es un producto excelente que, si nos paramos a pensar sobre ello, revela los avances de la industria del diseño juguetero. Pero lo que es más importante, una figura imprescindible para nuestro poblado ewok y para todos los fans de El Retorno Del Jedi.
David

No hay comentarios:

Publicar un comentario