miércoles, 12 de diciembre de 2012

BOSHEK (STAR WARS: POWER OF THE JEDI)

Basic Figures. Collection 2, 2002.
Retomamos la vieja colección Power Of The Jedi para acercarnos a la única interpretación en figura de acción (si no me equivoco) en nada menos que 34 años de figuras de Star Wars de un personaje, si no clave, sí con una gran importancia dentro de su papel extremadamente secundario. Hablo, como no, del contrabandista y piloto espacial BoShek.
Este personaje tiene unos cuantos puntos de relevancia a su favor para que le tengamos en nuestras colecciones: pertenece a la Trilogía Original (lo que siempre es un importante valor añadido) y aparece en la mítica escena de la cantina de Mos Eisley siendo de los escasos humanos que están presentes en el antro; su papel en A New Hope es bastante relevante ya que presenta a Chewbacca a Ben Kenobi en la búsqueda del jedi de una nave y una tripulación que le lleve a él y a su grupo a Alderaan, uno de los momentos que lanzan la acción y establecen el mito; y bien llevado al plástico es un personaje con una apariencia cool cuanto menos.
¿Pero esta figura de hace diez años está bien ejecutada? Para esos tiempos y el nivel estándar de las figuras de Star Wars de Hasbro, no está nada mal, aunque nos encontramos con serias limitaciones en cuanto a la articulación y algún problemilla de estabilidad, aunque el resultado final es bastante satisfactorio. El rostro es bastante fiel al actor que le da vida en la película, con el pequeño tupé y las patillas características de este contrabandista espacial. Es realmente interesante y cool tener un personaje con el típico traje de piloto usado por la Alianza Rebelde pero de color negro (algo parecido sucede con Bossk, pero en su caso es amarillo) con el pectoral, las cintas del arnés y una práctica cartuchera atada a su muslo de color blanco.
Completa el uniforme un casco de piloto de un aspecto bastante "terrestre" pero que se coloca magníficamente en la figura, encajando en el cuello del mono de piloto impidiendo así cualquier tipo de movimiento o que quede suelto. El único inconveniente es que el visor parece algo elevado respecto a la altura de los ojos de la figura. Los otros accesorios de la figura son una pistola láser que podemos guardar en su cartuchera y que es un modelo igual al usado por Han Solo pero hecho de forma más tosca y en un plástico peor y gris, y un panfleto con información sobre BoShek.
La articulación de la figura presenta una estrategia bastante habitual en aquellos momentos por parte de Hasbro: siete puntos, los seis habituales de hombros, cuello, cintura y cadera, más uno en el codo del brazo derecho, que nos sirve para colocar de una forma bastante convincente su casco, pero que nos hace preguntarnos por qué demonios Hasbro no colocó otra articulación igual en el otro brazo. El gusto por la asimetría predominaba entre los diseñadores de figuras de acción entre 1999 y 2005, aparentemente. El otro problemilla de BoShek es el posicionamiento de sus piernas y de sus pies con unas botas algo redondeadas y con la suela no del todo plana. Todo ello contribuye a una discutible estabilidad y una irritante tendencia a caer según la posición que para él elijamos.
En todo caso, BoShek es una figura interesante, con muy buen aspecto y un porte digno y elegante. Si no totalmente imprescindible, casi lo es para nuestras filas de contrabandistas, pilotos espaciales y habitantes de los fascinantes mundos de la Trilogía Original. Y ante la espera (seguramente indefinida) por una nueva y actualizada versión, nacida de la avanzadísima tecnología de hoy en día, tendremos que conformarnos con esta limitada pero efectiva figura de acción.
David

2 comentarios:

  1. Qué peinado más español de los sesenta tiene BoShek.

    ResponderEliminar