jueves, 10 de marzo de 2016

IMPERIAL STORMTROOPER (HOTH BATTLE GEAR) & SNOWTROOPERS (STAR WARS)

Imperial Stormtroopers (Hoth Battle Gear): Saga Collection, Vintage Figures, 2007
Snowtroopers: Legacy Collection Basic Figures, Wave 12, Nº BD55, 2009; Shadow Of The Dark Side Saga Legends, Wave 2, Nº SL23, 2010.
En el momento de transición entre la Saga Collection y la 30th Anniversary Collection a principios de 2007 Hasbro entregó a los coleccionistas una versión casi definitiva del clásico soldado imperial destinado a parajes helados en La Guerra de las Galaxias, el Snowtrooper, con la máxima articulación del momento y una imagen cuidadísima, y en los años siguientes se encargó de reeditarla muy a menudo para que los fans pudiesen montar sus destacamentos de forma sencilla.
Además, esa figura de 2007 estaba incluída en la subserie Vintage con lo que iba en un envoltorio que homenajeaba el original de Kenner, incluído su nombre, Imperial Stormtrooper (Hoth Battle Gear) en lugar del comúnmente utilizado snowtrooper que tanto queremos. Destilaba carisma por todos lados.
Aquella era una figura sensacional. Sólida, contundente, transmitía la muy necesaria sensación de que era un tipo embutido en un uniforme sobre el que montaba piezas de armadura que debía ante todo protegerle de las inclemencias del tiempo. Estable y dotado de catorce puntos de articulación un tanto rígidos y que no permitían aprovecharlos al máximo, pero casi, debido a limitaciones del diseño del uniforme, además incluía elementos imprescindibles del mismo como el fantasmal casco y el faldón.
Snowtrooper de las Saga Legends de Shadow Of The Dark Side
Eso sí, Hasbro se alejaba del blanco prístino que había sido el habitual para las figuras de este tipo de personajes desde 1980 y se acercaba al "realismo" del Episodio V con uniformes golpeados, con restos de suciedad y de las duras circunstancias del combate, y un mono sobre el que se coloca la armadura de color azul claro en lugar de blanco. El trabajo en cuanto a decoración en estos troopers desde entonces es alucinante, y cada nuevo repack de la figura ha variado ligeramente esos toques en negro para las evidencias de battle damage y en naranja para la suciedad en cascos y botas. Ese envejecimiento de las figuras contrasta con la pulcritud con la que nos entregaron al Snowtrooper Commander en las Black Series en 2014, una figura sensacional por otra parte.
El detallismo en la armadura alcanzó unos niveles considerables con esta nueva versión: en la coraza frontal y la mochila vemos todos esos puntos de colores y pequeñas líneas, en el cinturón encontramos un par de bolsillos para almacenamientos, las arrugas del mono interior y las de el material semirrígido del casco están presentes, y las piezas exteriores como botas, guantes, etc. también están representadas con minuciosidad.
El casco es fantástico, del tamaño apropiado y reflejando con precisión las dos partes que lo conforman, el casco en sí y la máscara protectora que le da ese aspecto fantasmal con las lentes negras y un pequeño bulto correspondiente a la nariz si lo miramos de perfil. Siempre me ha vuelto loco ese diseño de uniforme, tan diferente al del stormtrooper pero también tan carismático.
Estos snowtroopers incluían como accesorios los mismos en sus distintas versiones comercializadas: la mochila, el casco y el blaster reglamentario de las tropas imperiales.
Imperial Stormtrooper (Hoth Battle Gear) de la serie Vintage de la Saga Collection
Pero, ay, no todo podía ser perfecto. Ya he comentado que la solidez de los moldes impide el movimiento total o que pueda realizar con total efectividad gestos como hincar la rodilla, pero ese no es el mayor de sus problemas. Ni siquiera lo es el característico faldón blanco que viste que, aunque del tamaño perfecto y que permite todos los movimientos, está realizado en tela y hubiese preferido algo así como el plástico utilizado en la figura vintage.
No. Su problema es que, si le quitamos el casco, nos topamos con... una cabeza de clon! Argh! NOOOO! Lo ideal hubiese sido un casco no extraible, que ocultase su identidad como los humanoides anónimos que eran. Además, a esas alturas del Episodio V pocos clones deberían quedar en el Ejército Imperial, pero su inclusión es una decisión con la que tendremos que cargar para siempre. Sólo ese hecho ha bajado su valoración de cinco a cuatro estrellas.
Snowtrooper de la Legacy Collection
Una última cosa; pese a que en las reseñas que he leído de estas figuras en sus múltiples variantes no se suele destacar y se limitan las diferencias entre estos snowtroopers a la cuestión de los repintados, el ejemplar de la Legacy Collection tiene una apertura de las piernas mucho mayor que sus compañeros, así que ahí tenemos una interesante variación.
Snowtrooper de las Saga Legends de Shadow Of The Dark Side
Podemos estar satisfechos de que tenemos a los distintos cuerpos de las Fuerzas Imperiales bien representados en la actualidad. Todos tienen sus inexactitudes y cosas mejorables, pero con unos cuantos de cada podemos tener representada en nuestros estantes la enorme potencia visual de los diseños de vestuario de la Trilogía Original. Y los snowtroopers, que son de los personajes que más me retrotraen a mi niñez ya que tuve un muñeco de la colección de 1980, ¡son imprescindibles !
Valoración:
David

2 comentarios:

  1. Me parece muy extraño eso de las cabezas de clones, ya que incluso en tiempos de Lucas se había dejado claro que ya no había clones en el ejército imperial, aparte que la única vez que he visto a los clones de snowtroopers, durante un episodio de The Clone Wars, el traje vale que es parecido pero no exactamente igual.

    ResponderEliminar
  2. Así es, pero en aquellos años Hasbro le ponía una cabeza de clon a casi cualquier cosa con dos patas y algo similar a un uniforme imperial. Aunque no fuera canónico!
    Aparte de la incongruencia, incluso podrían haber ahorrado costes si hubiese diseñado estas figuras sin cascos extraibles, pero eran años de desmelene y despilfarro...
    Gracias por el comentario y por la visita al blog!

    ResponderEliminar