sábado, 8 de abril de 2017

HEAVY DUTY (HEAVY ORDNANCE TROOPER) (G.I. JOE: 2016 COLLECTION)

Figura perteneciente al Heavy Conflict Two Pack, Series 1, 2016.
Heavy Duty siempre tendrá, para mi, a otros pesos pesados por delante suyo en el departamento de tipos duros encargados de las armas pesadas en el comando G.I. Joe. Tipos como Roadblock, Gung-Ho, Leatherneck, Rock 'n Roll o Repeater son los que se me vienen a la cabeza cuando pienso en Joes con potentes ametralladoras dispuestos a dar fuego de cobertura o a derribar un Cobra Rattler en pleno vuelo.
Quizá sea porque Heavy Duty debutó en los 90 y era un personaje demasiado parecido a Roadblock, además de que solo habían aparecido versiones modernas suyas en molde post-2007 en la colección de Rise Of Cobra debido a su aparición en la película, de las que no tengo ninguna (bueno, una, pero siempre con la intención de usarlo en algún custom). Así que esta versión totalmente nueva y más cercana al original de 1991 viene a cubrir ese hueco en mi colección y a proporcionarme algo de afecto hacia el personaje.
La actualización del diseño de 1991 de Heavy Duty es muy acertada, con su camiseta beige esta vez con mangas y en la derecha aparece la distintiva estrella de G.I. Joe, y sus pantalones verdes sin camuflaje en esta ocasión. Su gorra verde hacia atrás ha sido sustituida por un pañuelo también verde. El resto de su vestimenta, botas, guantes, cinturón, cartuchera y chaleco extraíble son de un clásico color negro.
En su bíceps izquierdo Hasbro tuvo el acierto de mantener uno de los aspectos más distintivos (y al mismo tiempo fantasiosos) del personaje, los dos tatuajes en rojo con sendos símbolos de Cobra tachados, simbolizando dos piezas enemigas que se ha cobrado. Muy de los 90, eso sí. Menos mal que Hasbro eliminó la camisa sin mangas y la gorra hacia atrás, elementos que no parecían muy acordes a la disciplina militar pero muy propios de aquella cuestionable década (en lo estético).
La figura de acción recoge aquellos elementos que la licencia G.I. Joe estaba haciendo suyos en los nuevos moldes que estaba lanzando, esto es, aumentar aún más la articulación a dieciséis puntos (con doble mecanismo en las muñecas), enorme capacidad para adoptar poses de acción y de reposo, y buena estabilidad aunque en pugna con cierta endeblez en el ensamblado de las piernas.
Además conseguí a este Heavy Duty suelto y online, proveniente del lejano Oriente, y aunque no muestra mayores defectos su torso parece algo desplazado respecto del abdomen. He tratado de mejorar esa posición separando ambas partes para corregir la articulación pero me ha sido imposible. Supongo que los ejemplares sin abrir y aquellos salidos directamente de una caja de Hasbro no tendrán el problema.
El Heavy Duty original lucía bigote y en esta versión que hace la número trece del personaje (muy revisitado en los 90 y en los 2000s previos al molde moderno) Hasbro tuvo a bien darle un aspecto un poco más al día con una barba no muy tupida pero sin bigote, remodelando el aspecto de Heavy Duty no solo en la vestimenta.
Y otra gran novedad es su armamento, ya que aunque el cometido de la figura vintage era ser especialista en armas láser pesadas de ciencia ficción, y esa especialidad se mantiene en su ficha actual, su arsenal ha sido totalmente sustituído por armas más convencionales, modelos a escala de armas de fuego reales. Y armas pesadas, como las dos ametralladoras provistas de trípode una y cinta de balas la otra, con lo que hay que añadir al personaje al cuerpo de artilleros de G.I. Joe!
Además de esas poderosas, no una como sus colegas, sino dos ametralladoras y sus complementos, Heavy Duty completa su arsenal con una pistola, un cuchillo provisto de vaina en su pierna izquierda, el chaleco, su soporte personalizado y una tercera ametralladora más compacta. ¡Si pensaba que se había librado del enorme peso del extravagante artilugio de la figura de 1991, ahora tiene que cargar con medio arsenal de G.I. Joe él solo!
Heavy Duty se ha revelado como una satisfactoria figura de acción y otro peso pesado que añadir a mis filas de G.I. Joe, lo que me hace muy feliz. Su aspecto y sus accesorios son mejores que la figura vintage y para aquellos reticentes con el personaje hay que tener en cuenta que ya lleva veinticinco años en el canon de G.I. Joe, lo que no es poca cosa. Sólo los problemas estructurales de mi ejemplar le privan de una nota mayor, pero sin duda es otro acierto de Hasbro entre los escasos productos de la licencia en los últimos años.
Valoración (sobre 5):
David

No hay comentarios:

Publicar un comentario