lunes, 23 de mayo de 2016

OBI-WAN KENOBI (STAR WARS: THE VINTAGE COLLECTION)

Basic Figures, NºVC76, 2012.
Amigos del blog, ando metido en medio de unos días con mucho lío y algo estresantes (ser coleccionista y meterse en obras y en una mudanza debería estar prohibido por la OMS) pero no quiero faltar a mi cita con vosotros y con las figuras de acción, aunque sea a través de unas reseñas más escuetas, más visuales y sin tanta palabrería... y es que sois unos santos por aguantar la cháchara que escupo por aquí!
Como tampoco tengo mucho material a mano, tengo que recurrir a fotos archivadas esperando a tener su hueco en el blog o a novedades recién llegadas y aún no empaquetadas, como veremos con algunas figuras de Vitruvian H.A.C.K.S. Pero hoy nos acercamos a un viejo conocido, otra versión del maestro jedi Obi-Wan Kenobi, en esta ocasión cuando aún era poco más que un joven y avispado padawan.
Incluída en la Vintage Collection esta figura ya había debutado en 2009 dentro de la Legacy Collection y fue objeto de un repack directamente para esta ocasión, sólo aportando como novedad un intercomunicador, el mismo que acompañaba al Kenobi del Episodio II.
Y es que en la Vintage Collection tuvieron el ojo de lanzar dentro de la colección a cada una de las versiones del jedi de las Precuelas, aunque se dejaron fuera a su más famosa y carismática encarnación, la de Alec Guinness, curiosamente la que menos minutos acumula en pantalla. Ewan McGregor, con todo su trabajo en tres películas no pudo borrarnos de la memoria lo que el venerable Guinness construyó en un puñado de escenas.
Esta es mi fase menos favorita del personaje en las precuelas, y la figura es la que también menos me gusta, pero no puedo obviar que se trata de un eficiente trabajo de Hasbro, con los catorce puntos articulados, buena estabilidad y capacidad para empuñar el sable láser y el intercomunicador, y el tradicional ropaje jedi bien recogido en la figura, incluyendo la habitual túnica hecha en tela sobredimensionada.
En las reseñas que he visto en internet de este Kenobi señalan que se trata de una figura, la de 2009, enteramente nueva, luego recuperada para este lanzamiento de 2011, pero yo pensaba que se trataba de una reutilización del mismo molde que ya vimos en el Obi-Wan del Episodio II, o aquel usaba el de éste, tanto da. Aunque lo sigo dudando, los expertos dicen que son dos moldes distintos, así que ahí dejo ese debate totalmente intrascendente y banal. 
El retrato está bien, un joven padawan con el pelo corto y la coleta que lo identifica como tal, pero no me recuerda mucho a McGregor, quizá solo en la nariz. Hasbro ha llevado a cabo mejores trabajos plasmando el look del actor. Por cierto que la coleta está sin pintar en su parte inicial, cuando se une a la cabeza, lo que afea bastante el resultado final.
Aparte de la citada túnica y el intercomunicador Kenobi incluye su sable láser de hoja azul. Ni el intercomunicador se puede acoplar a su cinturón, ni incluye una empuñadura sin activar, pero son buenos accesorios.
Una figura de acción que no está mal del episodio de La Guerra de las Galaxias menos querido por la mayoría, con la caracterización de personajes también menos estimada. ¿Es necesario tener a este Obi-Wan en la colección? Claro que sí si somos completistas, o por la curiosidad de tener al personaje en su etapa de padawan, pero aparte de eso el molde no ofrece nada nuevo y al menos yo con unos Kenobi de los Episodios III y IV ya tengo lo que necesito!
Valoración:
David

2 comentarios:

  1. Pues fijate que esta vintage me parece un poco feílla. Vamos que a pesar de su poca articulación me quedo con la figura básica de la wave 1 de la amenaza fantasma, que es la que tengo desde tiempos inmeeoriales y creo que una de las mejores representaciones del Kenobi padawan.

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, el parecido no es de lo más conseguido. Aunque apareció por primera vez en la Legacy Collection, quizá deberían haberle hecho una nueva cabeza para la edición de la Vintage.
    Algunas de aquellas figuras de la colección del Episodio I no estaban mal en cuanto a retratos; un poco fríos e inexpresivos en las caras humanas, pero el parecido con los actores no se podía dudar que estaba ahí.
    Gracias por comentar!

    ResponderEliminar