miércoles, 27 de mayo de 2015

KEEL-HAUL (ADMIRAL) (G.I. JOE: COLLECTOR'S CLUB SUBSCRIPTION FIGURE)

Figura perteneciente al G.I. Joe Collector's Club Subscription Service. Series 2, Nº10, 2013.
¡Regresan las reseñas al blog! Y lo hacen con un poco de amor hacia G.I. Joe, que sigue siendo una de mis licencias favoritas desde que se convirtieron en mis juguetes favoritos en mi niñez. Su presencia es una constante en mi vida y, aunque el futuro de la línea de figuras de Hasbro es algo incierto o por lo menos en los últimos años ya no es lo que era, el G.I. Joe Collector's Club sigue cada año lanzando figuras espectaculares que recuperan gran parte del sabor añejo de la marca.
Y para cosas espectaculares en el mundo de G.I. Joe, el U.S.S. Flagg, el inmenso portaaviones que era un sueño recurrente e inalcanzable en mi infancia, una leyenda de la que algunos hablaban pero que nadie había visto... Ahora sé que existe pero en la actualidad sigue siendo inalcanzable... ¡ay!.
Pero no tener esa fantástica nave no es obstáculo para tener a su oficial al mando y, de paso, al militar con la mayor graduación de G.I. Joe, el almirante Keel-Haul, que en la época vintage venía incluído con el U.S.S. Flagg y en 2013 fue recuperado y rediseñado dentro de la serie 2 de figuras del G.I. Joe Collector's Club
Keel-Haul viene en un blister de clásico diseño de G.I. Joe, con su dibujo del personaje de aire vintage y la ficha personal, y además con una carcasa de plástico protectora, lo que los yanquis llaman clamshell. Si en las figuras en su embalaje ya me resulta difícil decidirme a abrirlas, este envoltorio de lujo lo hace más duro... pero tarde o temprano sucumben al cutter y es que no poder jugar con los juguetes no tiene gracia, ¿no? Además los clamshell no fueron dañados en la operación y se pueden reusar en posteriores ocasiones ya que son unas piezas muy chulas.
Keel-Haul está hecho de partes de figuras de aquí y de allá salvo la cabeza, que es nueva. El resultado final podría ser mejor ya que las mezclas de partes siempren "cantan" por algún lado pero yo estoy bastante contento con la figura y encantado de tenerlo en mi colección. Los catorce puntos de articulación tradicionales (aunque son un mecanismo de bisagra algo anticuado en los hombros en lugar de una articulación de bola) y una buena estabilidad cumplen los requisitos mínimos en el mundo de los Joes.
El Almirante rezuma marinería por los cuatro costados. Botas negras, pantalón beige, camisa azul y sobre ella una cazadora marrón con la placa del rango en el lado izquierdo. Como en otras figuras de Hasbro la chaqueta se puede extraer, sin las mangas, pero la operación no resulta nada sencilla por el brazo izquierdo y por miedo de dañar una figura de este precio (las piezas del Collector's Club no son nada baratas) la dejé en su sitio, así que no hay fotos sin su chaqueta. 
En la cabeza recae toda la personalidad y el carácter de Keel-Haul con su clásico look, con bigote y gorra de oficial marinero, muy conseguido. La gorra, con el que creo es el escudo de la Marina norteamericana en la frente y elaborados bordados dorados en la visera. Para ser un oficial de la Marina Keel-Haul tiene un aspecto bastante original, con un uniforme en el que prima la variedad y los colores y el tradicional blanco se limita a su gorra de oficial.
En cuanto a accesorios está bien provisto: unos prismáticos con correa, una pistola de bengalas, una pistola (lástima que carezca de cartuchera para guardarla), un soporte personalizado, una bandera con mástil del U.S.S. Flagg y, lo que es casi más sorprendente, una taza de esas modernas para el café, ya que según su ficha el Almirante es un gourmet del café más exquisito.
Una sólida figura con divertidos accesorios envuelta en un blister que sólo puede provocar la nostalgia y los buenos recuerdos de niñez. Otra figura de un personaje que no tuve en su momento y que he podido incorporar finalmente a la colección, un mando de G.I. Joe que se suma a la lista de oficiales del equipo... ¡ahora sólo me falta el U.S.S. Flagg!
David

No hay comentarios:

Publicar un comentario